Editorial
Typography
0
0
0
s2smodern

La problemática del porteo, con el cierre del Tarajal II, y la falta de respuesta por parte de la Delegación del Gobierno, no ha hecho más que dejar en evidencia que esta ciudad está en manos de lo que le venga en ganas al país vecino, ya que nuestras autoridades prefieren no alzar la voz ante Marruecos, vaya a ser que se moleste.

La más que paupérrima gestión de la Delegación del Gobierno, que ha venido vendiendo humo durante todos estos meses, ha quedado más que en evidencia una vez que se ha visto que quien manda en la frontera del Tarajal no es España, sino Marruecos, que hace y deshace a su antojo lo que mejor le convenga, importándole bien poco lo que pueda ocurrir en Ceuta.

Ahí, quizás, estemos hasta de acuerdo, ya que cada uno en su casa hace lo que le venga en gana, pero entonces ¿a qué esperan las autoridades españolas para actuar? ¿por qué han intentado engañar a los ceutíes asegurando que el porteo se retomaría?

Esa falta de lealtad hacia los ceutíes, hacia el tejido empresarial y comercial de Ceuta ha quedado patente en la Delegación del Gobierno, que una vez que se ha destapado todo el pastel, debería comenzar a plantearse marcharse o comenzar a tomar las decisiones que hasta el momento no ha hecho.

Aquí se tiene que tener como objetivo prioritario defender los intereses de Ceuta y de España, teniéndonos que importar, tal y como ocurre al otro lado, lo que pueda ocurrir o dejar de ocurrir en Marruecos, vecino que igualmente ha demostrado poca lealtad y poco buen comportamiento, desde siempre, con esta ciudad.

Ya está bien de arrodillarse ante Marruecos y empezar a plantarle cara y decirle que del Tarajal hacia Marruecos podrán tomar cuantas medidas consideren oportunas, pero que en Ceuta mandamos y decidimos los ceutíes, nuestras autoridades y quien quiera pasar acatando nuestras normas y leyes, perfecto, y el que no que se vaya con Mohamed VI a comer pinchitos. Pero claro, con políticos cobardes rigiendo nuestros designios, la única fórmula que parecen conocer es la de ser “políticamente correctos”, aunque eso suma en una total desesperación a toda una ciudad y sus habitantes.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio