La Sentencia
Typography
0
0
0
s2smodern

En los últimos días se ha liado la marimorena como consecuencia del auto dictado en el caso Brahim, que guardia civil que se suicidó el pasado 12 de junio y que fue acusado por parte de su ex pareja de haber disparado sobre ella en dos ocasiones.

En este momento la Plataforma Feminista se echó las manos a la cabeza, y sin saber la veracidad de los hechos, que estaban bajo secreto de sumario, se atrevieron a convocar una concentración en la Plaza de los Reyes contra el difunto, llamándole maltratador y tirando su honorabilidad por los suelos. Ahora resulta que el auto dice que Brahím no fue un maltratador, que no hubo violencia de género y que no disparó a su ex pareja. ¿Y ahora cómo le ponemos a la niña? Esto es de poca vergüenza y la prueba perfecta de que todo en su mal uso es perjudicial. Y es que esto de la Plataforma Feminista que tan de moda está hace más daño que genera beneficio. No se puede juzgar ante de conocer el auto, ni tampoco echar por tierra a una persona, sea hombre o mujer, sin tener ni una sola prueba. Vergüenza le debería dar a la Plataforma Feminista, si es que la tiene, pues está demostrando que no, de no pedir perdón a la familia y reconocer que metió la pata hasta el fondo. Y es que plataformas de este tipo que intentan vivir del cuento y que hacen de todo menos velar por la igualdad, es mejor quitárselo del medio cuanto antes, pues lo que generan es odio y repugnancia, tal y como se ha observado en estos días.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio