La Cátedra
Typography
0
0
0
s2smodern

España está atravesando por una situación complicada hasta el punto de que si no comenzamos a cambiar las leyes nos comen vivo.

Da igual que uno sea periodista, herradero, policía, guardia civil o el mismísimo presidente del Gobierno. Sí, porque aquí vienen, los de fuera –da igual que sea de dentro- y nos someten a un extremo con el que ellos juegan porque saben que la autoridad no puede actuar, pues de hacerlo se les cae el pelo. En Ceuta vivimos esa situación en primera línea, con situaciones como las de la frontera del tarajal, donde aunque vengan 500 inmigrantes nada se puede hacer, o en el Puerto, donde los menas se aprovechan de su condición de ‘menores’ para reírse en las narices de los policías y guardias civiles que velan por nuestra seguridad.

En la jornada de este miércoles se vivió un suceso en la playa de Punta Umbría que fue apertura de periódicos, telediarios y radios, el jefe de la Policía Local era apuñalado hasta en tres ocasiones por un ambulante ilegal, mientras éste realizaba su trabajo. ¿Qué está pasando? ¿Cuándo vamos a cambiar las leyes y otorgar a nuestros veladores de la seguridad la autoridad que merecen? Esta se va a pique y aquí nadie hace nada. Es una vergüenza, pero mientras sí y mientras no, aquí los perjudicados somos los ciudadanos españoles. En el caso del suceso de Punta Umbría, el Policía Local continúa ingresado en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, mientras que el autor de las tres puñaladas continúa vendiendo de manera ilegal en las playas de la Costa de la Luz. Doloroso, pero es nuestra realidad. O cambiamos las leyes o estos peligros públicos nos comen y se mean encima nuestra. Es lo que está ocurriendo.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio