×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 73

DSC00275
Entrevistas
Typography
0
0
0
s2smodern

Un joven ceutí se encuentra realizando el Crucero de Resistencia en el buque 'Juan Carlos I' que atracaba en Puerto ceutí en la mañana de hoy. Guarda marina, aunque con perspectivas de ascender a alférez en no demasiado tiempo,

Lleva la friolera de ocho meses embarcado en distintos buques, visitando ciudades de toda Europa y llevando el nombre de Ceuta por bandera a los lugares más insólitos. Se trata de Eduardo Ruiz, de 24 años, que hace unos seis se marchó de la ciudad para comenzar sus estudios en la vida militar. Hoy la vida le depara uno de los momentos más esperados para él, atracar en el Puerto de su ciudad con el buque más grande de toda la Armada Española.

Eduardo recuerda que llegaron "a la Escuela el 1 de septiembre, y nos embarcamos en el Juan Sebastián Elcano" el cual normalmente "suele hacer una ruta de seis meses por Sudamérica" pero que este año se limitó a hacer un crucero de instrucción "por toda Europa, visitando Estambul, Venecia, Toulon, Londres o Hamburgo, aunque no pudimos llegar a San Petesburgo porque el mar estaba congelado" debido, en principio, a "que iba a ser reparado a la vuelta" de uno de sus motores aunque la crisis también ha podido ser un factor decisivo para no viajar hasta América del Sur

"Tras cuatro meses embarcado en 'Elcano'" terminaron su crucero de instrucción y hace apenas "más de un mes nos llevaron al 'Juan Carlos I' a hacer un crucero de resistencia" que ha tenido un periodo de duración de 40 días. Así, para zarpar en el buque que se encuentra ahora en la ciudad ceutí "llegamos a Cádiz el 1 de mayo y embarcamos al día siguiente". Desde aquel día han visitado "Toulon, Estambul y ahora Ceuta" que es la última escala del navío antes de llegar a Rota.

Al joven ceutí "el hacer un crucero de resistencia" como el que llevan realizando durante más de un mes le "ha gustado bastante" ya que el futuro alferez prefiere "estar navegando a estar en tierra sin hacer nada". La juventud y las ganas de adquirir experiencia son causas primordiales para llevar  "ocho meses navegando, concretamente desde el 8 de septiembre. Primero en 'Elcano' y ahora en el 'Juan Carlos I'", apuntó Eduardo Ruiz.

El día a día

El día a día en un barco está "dividido por guardias" para un guarda marina. "Estamos divididos en cinco vigilancias, tres horas al día por la mañana y otras tantas por la noche". Ya por la mañana "tenemos clase toda la mañana hayas tenido o no guardia" y siempre tocan "diana a las siete de la mañana, hora a la que te despiertas, te duchas y te afeitas". Posteriormente, "te hacen revista y a las ocho y cuarto empiezan las clases en las que tenemos una hora de gimnasia" que se alargan hasta "la hora de comer". Lo que nunca perdonan en el día a día es "una buena siesta española de dos horitas, como debe de ser". Unas horas de descanso que reconfortan a los marineros para reanudar  "a las 5:10, y apróximadamente hasta las 6:15" las clases. Ya a partir de esa hora "te dejan libre". Entre las actividades, las hay muy diversas: "La gente, como hay Wi-Fi, suele conectarse a Internet. Pero a mí me gusta ir a hacer deporte por 'El Angar' para despejarme y desconectar".

Y es que una de las formas principales de mantener el contacto con los familiares es "el Wi-Fi que tenemos en el barco" así como "un teléfono que, sin ser gratuito, nos deja llamar a números fijos". La situación cambia "una vez que estás en Puerto" ya que después de "limpiar todo el barco, toca retirada. Si no tienes guardias o actos a los que acudir, puedes realizar un poco de turismo por la ciudad".

Por ejemplo, fútbol

Eduardo Ruiz nos comenta que "en el Juan Sebastian Elcano sí pude ver muchos partidos de fútbol". Por supuesto, en los barcos se ha vivido su particular Madrid-Barça en los que se "lió unas tanganas tremendas entre toda la tripulación" ya que "la mayoría eran del Madrid y el día de la Copa del Rey se celebró bastante en el barco", siempre asumiendo con deportividad la derrota.

Y es que la convivencia entre los compañeros "al llevar cuatro años juntos en la Escuela y otros barcos, ya sabemos de que pie cojea cada uno" o como le gusta decir a Eduardo "ya sé como tiene la picha cada uno". Es reseñable que "la convivencia es bastante buena entre todos los miembros del buque".

Además de las clases y exámenes a los que son sometidos, los marineros realizan distintas actividades prácticas. Por ejemplo, "en guardia en puente tomas situaciones, también hacemos ejercicios guerra antiaérea". O también "para más adiestramiento hacemos desembarcos en AV que van por agua. En Almería hicimos uno muy bueno, lo típico que sueltan las rampas y a salir todo el mundo corriendo".

¡Disfruta con el mal tiempo!

Para un ceutí, acostumbrado a soportar en los fast-ferrys fuertes temporales de levante, "este barco no se ha movido demasiado" pero recuerda que "en 'Elcano' era horrible". Según nos relató, a la salida de Estambul "fue acojonante presenciar aquello, aunque a mí me gustaba ver unas olas de tal altura que barrían toda la cubierta". Los oleajes se saldaron algunos con "un compañero que se partió el peroné", pero a Eduardo Ruiz le "encanta, yo disfruto como un niño con las olas". Ruiz Viruete recuerda otra situación de peligro cuando en Toulon "se rompió un palo de la vela del viento que hacía" entonces "todo empezo a caer en cubierta, que si te da puede ocasionarte lesiones de gravedad y allí entre todos pudimos solucionar el problema y al día siguiente, cuando llega la calma, arreglarlo todo". Pero él sigue destacando que "en esos momentos era cuando yo más disfrutaba del barco porque me ayudaba a desconectar" aunque sí es verdad que "hay gente que lo pasa mal y no sale ni de la cama".

Lo peor para el joven ceutí "ha sido el frío". Recuerda que "cerca de Hamburgo con un frío de muerte tuvimos que recoger la vela para dejar el barco bonito para el puerto. No sentía ni las manos, ni los dedos ni nada".

La mejor parada, 'La Perla del Mediterráneo'

Para un joven que ha visitado las principales capitales del continente, y lleva casi un año navegando por los parajes más insólitos, si tuviera que destacar una ciudad diría que  es"Ceuta, lo tengo muy claro". 'Edu' reconoce que desde "hace mucho tiempo que quería venir con mi brigada para que conociesen mi ciudad" aunque también en la experiencia en el Juan Sebastian Elcano destaca a "Copenhague y Estambul, sobre todo esta última a nivel de turismo"

"Me encanta ver sitios y estar con mis compañeros" porque "tiene tus historias dentro del barco y también fuera, y siempre están para echarte una mano. Para mí llegan a ser mi segunda familia". Un chaval de 24 años que se pega muchos días sin ver a su madre que le dice que "me prefiere en un despacho" aunque "ella tiene mucha más 'mili' que yo y ya está acostumbrada"

Ya pronto regresarán a la base de Rota, y "cuando me den el permiso me voy a pegar el mejor verano de mi vida" ya que es el último período estival que "tengo 45 días de vacaciones, ya que tras salir de la Escuela serán 30 días". Cuando vuelva quiere hacer "Operaciones Especiales, aunque no sé si podré por el número de promoción, que es bastante importante".

DSC00273

"Llegamos a la Escuela el 1 de septiembre, y nos embarcamos en el Juan Sebastián

ElCano" el cual normalmente "suele hacer una ruta de seis meses por Sudamérica"

pero que este año se limitó a hacer un crucero de instrucción "por toda Europa,

visitando Estambul, Venecia, Toulon, Londres o Hamburgo".
"Tras cuatro meses embarcado en 'Elcano'" terminaron su crucero de instrucción y

hace apenas "más de un mes nos llevaron al 'Juan Carlos I' a hacer un crucero de

resistencia". Así, para zarpar en el buque que se encuentra ahora en la ciudad

ceutí "llegamos a Cádiz el 1 de mayo y zarpamos al día siguiente". Desde aquel día

han visitado "Toulon, Estambul y ahora Ceuta".
Al joven ceutí "el hacer un crucero de resistencia" como el que llevan realizando

durante más de un mes "me ha gustado" ya que el futuro alferez prefiere "estar

navegando a estar en tierra sin hacer nada". Y lo dice tan tranquilo pese a llevar

la friolera de "ocho meses navegando, concretamente desde el 8 de septiembre.

Primero en 'Elcano' y ahora en el 'Juan Carlos I'".
El día a día en un barco está "dividido por guardias" para un guarda marina.

"Estamos divididos en cinco vigilancias, tres horas al día por la mañana y otras

tantas por la noche". Ya por la mañana "tenemos clase toda la mañana hayas tenido

o no guardia" y siempre tocan "diana a las siete de la mañana, hora a la que te

despiertas, te duchas y te afeitas". Posteriormente, "te hacen revista y a las

ocho y cuarto empiezan las clases en las que tenemos una hora de gimnasia" que se

alargan hasta "la hora de comer". Lo que nunca perdonan en el día a día es "una

buena siesta española de dos horitas, como debe de ser". Las clases se reanudan "a

las 5:10, y apróximadamente hasta las 6:15". A partir de esa hora "ya te dejan

libre. La gente, como hay Wi-Fi, suele conectarse a Internet. Pero a mí me gusta

ir a hacer deporte por 'El Angar' para despejarme y desconectar".
"En el barco tenemos tanto Wi-Fi como un teléfono en el que puede llamarse a

números fijos, es una forma de mantener el contacto con la familia". Ya una vez en

Puerto "se limpia todo el barco, toca retirada y si no tienes guarias o actos

puedes ir a hacer un poco de turismo"
"En el Juan Sebastian Elcano sí pude ver muchos partidos de fútbol". Por supuesto,

en los barcos se viven su particular Madrid-Barça en los que se "lió unas tanganas

tremendas, porque la mayoría eran del Madrid y el día de la Copa del Rey se

celebró bastante en el barco"
"la convivencia entre los compañeros "como ya llevamos cuatro años juntos, ya

sabemos de que pie cojea cada uno" o como le gusta decir a Eduardo "ya sé como

tiene la picha cada uno, y la convivencia es buena. Con el resto de dotación no

tengo demasiada relación"
"En guardia en puente tomas situaciones, también hacemos ejercicios guerra

antiaérea. Además, para más adiestramiento hacemos desembarcos en AV que van por

agua. En Almería hicimos uno muy bueno, lo típico que sueltan las rampas y a salir

todo el mundo corriendo".
"este barco no se ha movido demasiado, pero en 'Elcano' era horrible". Según nos

relató, a la salida de Estambul "fue acojonante, aunque a mí me gustaba ver unas

olas que barría toda la cubierta". Los oleajes se saldaron algunos con "un

compañero que se partió el peroné", pero a Eduardo Ruiz le "encanta, yo disfruto

como un niño con las olas". Ruiz Viruete recuerda otra situación de peligro cuando

en Toulon "se rompió un palo de la vela del viento que hacía" entonces "todo

empezo a caer en cubierta, que si te da puede ocasionarte lesiones de gravedad y

allí entre todos pudimos solucionar el problema y al día siguiente, cuando llega

la calma, arreglarlo todo". Pero él sigue destacando que "en esos momentos era

cuando yo más disfrutaba del barco porque me ayudaba a desconectar" aunque sí es

verdad que "hay gente que lo pasa mal y no sale ni de la cama".
Lo peor para el joven ceutí "ha sido el frío". Recuerda que "cerca de Hamburgo con

un frío de muerte tuvimos que recoger la vela para dejar el barco bonito para el

puerto. No sentía ni las manos, ni los dedos ni nada".
"Ceuta, lo tengo claro. Hace mucho tiempo que quería venir con mi brigada para que

conociesen mi ciudad" aunque también en la experiencia en el Juan Sebastian Elcano

destaca a "Copenhague y Estambul, sobre todo esta última a nivel de turismo"

"Me encanta ver sitios y estar con mis compañeros" porque "tiene tus historias

dentro del barco y también fuera, y siempre están para echarte una mano. Para mí

llegan a ser mi segunda familia". Un chaval de 24 años que se pega muchos días sin

ver a su madre que le dice que "me prefiere en un despacho" aunque "ella tiene

mucha más 'mili' que yo y ya está acostumbrada"

"Cuando me den el permiso me voy a pegar el mejor verano de mi vida" ya que es el último período estival que "tengo 90 días de vacaciones, ya que tras salir de la Escuela serán 30 días". Cuando vuelva quiere hacer "Operaciones Especiales, aunque no sé si podré por el número de promoción, que es bastante importante".
0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio