La gran mayoría de custodias en vacaciones no se modifica y sigue el patrón fijado en las sentencias
Tribunales
Typography
0
0
0
s2sdefault

En teoría, las sentencias de divorcio deben ser claras y concisas en cuanto a la forma de elegir los periodos vacacionales y las fechas de intercambio de los hijos, pero a veces los términos del convenio regulador son más generales y ambiguos, algo que lleva a que existan diferencias entre los progenitores. A pesar de que sea una duda muy común, la custodia en vacaciones no se modifica y sigue el mismo patrón fijado en las sentencias. Según los juristas, esta duda surge porque el calendario escolar no es el mismo que el calendario laboral.

En el régimen de visitas durante el periodo escolar que va de septiembre a junio el progenitor no custodio pasa con el hijo los fines de semana alternos y un par de tardes a la semana. En cambio, en las vacaciones escolares el tiempo libre del niño se divide a partes iguales entre ambos padres, por eso a muchos progenitores les da apariencia de modificación de la custodia.

Por otro lado, la principal dificultad que se encuentran los padres es cómo organizarse para que los hijos estén atendidos durante su jornada laboral. En el supuesto de que no sea posible los padres siempre pueden llegar a un acuerdo que beneficie a ambos, ya que no necesariamente tiene que ser el mes completo. Pero, ¿y qué sucede cuando los progenitores no tienen una buena relación? En ese supuesto no queda otra que los menores pasen un mes con cada progenitor y cada uno de ellos se organice de la manera que mejor les convenga.

Los gastos extraordinarios también generan muchas dudas a los progenitores en vacaciones porque no existe un criterio único que establezca qué gastos son extra como tal. De todas formas, guarderías, escuelas de verano y cuidadores deben ser siempre gastos compartidos por ambos padres al 50%.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio