La Sentencia
Typography
0
0
0
s2smodern

Si Federico Trillo hubiera estado ayer en la comparecencia de Jacob Hachuel y Adela Nieto hablando de los MENA, la primera expresión que se le hubiera venido a la cabeza sería “Manda huevos”, y es que es de tener poca no, ninguna vergüenza,

ya que el Gobierno ha intentado una huida hacia delante sobre este asunto indicando que se está trabajando en un protocolo para controlar a los menores extranjeros no acompañados. Pero vamos a ver, ¿ahora se está trabajando en un protocolo para controlar a los MENA? Este no es un problema de ahora, esta no es una cuestión puntual, este es un problema de años que se ha agudizado por la incompetencia de un Gobierno que ha estado durante años mirando hacia otro lado, de un área de menores que lleva años que no funciona, bueno mejor dicho, que no existe y que para lo único que sirve es para que la Ciudad tenga que desembolsar cada mes una importante cantidad en nóminas y en pagar el coste de unos MENA que no lo son porque se conocen quienes son sus familiares y no están ni en desamparo ni en indefensión, incumpliéndose por tanto el acuerdo alcanzado entre España y Marruecos en 2013.

Esto sólo ha demostrado que el Gobierno es el único culpable de la situación a la que se ha llegado en la ciudad, porque sólo el Gobierno ha sido el único que ha permitido con su inacción, con su mirar hacia otro lado, que Ceuta se haya llenado de unos menores que nos cuestan dinero mientras sus padres están tranquilos en Marruecos, y más tranquilo están en el país vecinos porque en Ceuta le estamos dando de comer a criminales en potencia, quitándoles de las calle un gran problema como estamos comprobando en nuestras carnes. Y para concluir, está claro que no se puede generalizar, ni con este ni con ningún tema, pero ciertamente, y las cifras están ahí, un elevado porcentaje de los delitos que se cometen en la ciudad lo llevan a cabo los MENA, por mucho que se empeñe cierta señora en intentar defender lo indefendible creyéndose la poseedora única de la verdad y la razón, y ya que tanto defiende a este colectivo también podría entonces colaborar y descongestionar un poco el centro de La Esperanza, llevándose a alguno de ellos a su casa, quizás se le quite esa cara de amargada con la que nació. Aquí ya se han acabado las contemplaciones y hay que comenzar a llamar las cosas por su nombre y lo que no se puede es seguir mirando hacia otro lado, empezar a utilizar la ley y comenzar a poner de patitas en la frontera a los más del 80 por ciento de menores que aquí se sabe que no están en indefensión ni en desamparo, que cuentan con familia, y que roben, amenacen y maten en Marruecos. Comencemos a limpiar la suciedad de nuestra casa y dejemos de aguantarnos con las mierdas que nos mandan de otros lugares. BASTA YA.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio