La Sentencia
Typography
0
0
0
s2smodern
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha considerado que es necesario reforzar la colaboración con Marruecos para intentar "reducir al máximo" la llegada a ambas ciudades autónomas de menores extranjeros no acompañados, dadas las "situaciones muy de alta tensión" que hay en Melilla y Ceuta,
manifestando que hay que ser capaces de dar una respuesta por una parte en términos de atención a los menores, y por otra parte, en términos de control de la circulación de estas personas", mientras reconocía que se trata de un elemento complejo que hay que abordar con "un doble papel": por un lado mediante la colaboración con las autoridades marroquíes en cuanto a prevención, y por otro desde España con el tratamiento de los servicios sociales hacia los menores por ser personas que se encuentran "en situación de desprotección".
 
Aquí el señor ministro parece que no se quiere enterar que una gran cantidad de esos mal llamados MENA, no lo son ya que se conoce quienes son sus padres y familiares, y que están en Ceuta para servirse de unas ayudas que no les corresponde y para delinquir, y a veces de gravedad, como lo ocurrido este viernes que un MENA, mato a un joven marroquí en pleno centro. Lo único efectivo, y dejémonos ya de chorradas y mariconadas varias es poner de patitas en Marruecos a todos esos delincuentes o por el contrario endurecer las penas para que no les salga tan barato convertirse en unos hijos de puta en potencia. La sociedad está cansada de tanta demagogia y que no se actúe con contundencia. En España tenemos los s suficientes problemas para tener que comernos la de un país, el vecino, que presiona, extorsiona y amenaza jugando con las vidas de las personas que realmente sufren y la sensibilidad de aquellos que no conocen a los marroquíes y su forma de intentar conseguir todo aquello que deseen, aunque la ley no les ampare.
0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio