El equipo de Oftalmología del INGESA lleva a cabo una técnica pionera. Foto cedida.
Salud
Typography
0
0
0
s2smodern

El agujero macular es aquel defecto de grosor completo que afecta a la retina macular, es decir, la parte de la retina más noble o importante, habiendo supuesto la tomografía óptica de coherencia (OCT) un gran avance en el diagnóstico de esta patología.

Cuando un paciente padece un agujero macular, la visión cae drásticamente, siendo esta patología intratable hasta hace pocos años.

En la actualidad, el agujero macular ha sido tratado mediante vitrectomía con pelado de la membrana limitante interna (la capa más interna de la retina) y colocación de un flap de esta membrana dentro del agujero. Con esto, se conseguían restituciones anatómicas pero regular funcionalidad en la mayoría de los casos.

Así las cosas, el equipo de Oftalmología ha intervenido quirúrgicamente en el Hospital Universitario de Ceuta  a una paciente mediante una técnica pionera que consiste en, tras la vitrectomía,  introducir plasma rico en Factores de Crecimiento (PRGF)  de la propia paciente, en el agujero macular. La paciente, que presentaba previa a la cirugía una agudeza visual muy baja, a los diez días ya presentaba una restitución anatómica casi total y una muy importante mejoría visual.

El PRGF, no sólo es útil para el tratamiento del Agujero Macular, sino también en múltiples otras patologías corneales y de la superficie ocular.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio