Alfonso Alonso ministro de Sanidad.
Sanidad
Typography
0
0
0
s2smodern

La organización Facua-Consumidores en Acción ha tildado hoy de "tomadura de pelo" que el Ministerio de Sanidad plantee que para que los inmigrantes irregulares puedan acceder a la atención primaria deben tener un documento, al que acceden si están empadronados con una antigüedad mínima de un año.


"Cuatro meses después de comprometerse a hacerlo, ahora lo condiciona a que los afectados estén empadronados por más de un año en la comunidad autónoma en la que soliciten el acceso, entre otras cosas", ha criticado la organización de consumidores en un comunicado.

Facua reclama al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, que en lugar de proponer medidas como esta, que sigue "limitando" el acceso a la sanidad a un numeroso colectivo de personas, derogue el Real Decreto de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones.

"Esta ley conllevó la retirada de las tarjetas sanitarias a más de 800.000 personas, muchas de ellas inmigrantes sin permiso de residencia", ha recordado.

La citada entidad considera que dicha norma es inconstitucional porque niega el acceso a un derecho básico, como es el de la sanidad, a un sector de la población.

"El Tribunal Constitucional ya ha indicado que el derecho a la salud no puede verse desvirtuado por la mera consideración de un eventual ahorro económico", ha subrayado.

Facua lamenta la "falta de sensibilidad" del Ejecutivo con un colectivo especialmente vulnerable y afectado por la situación de crisis que vive España en los últimos años.

Asimismo, critica la "crueldad" del Gobierno con ciudadanos que generalmente atraviesan "graves penurias" económicas y no logran regularizar su situación en España al no lograr un empleo.

Por ello, considera que las condiciones planteadas "no son más que nuevos impedimentos" para el acceso a un derecho fundamental de todo ser humano, que debe permitirse "sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social".

El Ministerio de Sanidad planteó ayer a las comunidades autónomas que los inmigrantes irregulares puedan acceder a la atención primaria a través de un documento, no una tarjeta sanitaria, y para adquirirlo deberían estar empadronados en ese territorio con una antigüedad mínima de un año.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio