El Parque García Lorca de Granada, objeto prueba del nuevo método. Cedida
Medio Ambiente
Typography
0
0
0
s2smodern

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han diseñado un método que permite estimar de forma cuantitativa el potencial alergénico de los espacios verdes urbanos.

En sendos trabajos publicados en las revistas Landscape and Urban Planning y Journal of Environmental Quality, los investigadores de la UGR han desarrollado un novedoso Índice que permite estimar el riesgo de sufrir alergia polínica a los visitantes de los espacios verdes urbanos.

Para calcular el valor de este Índice, primero se caracterizan las especies vegetales que componen el parque, jardín, boulevard o bosque urbano, en relación a una serie de parámetros como son el tipo de polinización (considerando que las especies que son polinizadas por el viento producen y emiten más cantidad de polen que las que son polinizadas por los insectos); la duración del periodo de floración (ya que a mayor duración en tiempo, mayor emisión polínica); el que sean plantas con flores hermafroditas o unisexuales y que éstas se dispongan en individuos separados, y que tenga probada incidencia como alérgeno en la población. La combinación de estos parámetros ofrece un valor que caracteriza a la planta como de nula, baja, moderada, alta o muy alta alergenicidad.

En un segundo paso, los autores consideraron el número de ejemplares de cada especie y la superficie que ocupan en el parque, ya que esto es lo que va a determinar que el índice de Alergenicidad de zonas verdes urbanas resulte en un valor mínimo (próximo a 0) o máximo (entre 0.5 y 1).

"Cuanta mayor superficie de zona verde esté ocupada por plantas con los máximos valores de alergenicidad, mayor valor de Índice y, por tanto, mayor riesgo para las personas alérgicas que vivan en las inmediaciones o visiten los parques durante el periodo de floración de las plantas", explica la autora principal de este trabajo, la profesora del departamento de Botánica de la Universidad de Granada Paloma Cariñanos González.

Las alergias al polen son uno de los principales problemas sanitarios causados por la vegetación, y pueden afectar al 30% de la población de las ciudades. Las plantas de las calles y los parques son los principales, aunque no los únicos, emisores de polen con capacidad alergénica.

"La respuesta patológica depende del grado de concentración del polen de una misma especie que hay en el ambiente y, aunque se conoce bastante acerca de la alergenicidad de muchas especies, es difícil cuantificar el grado de alergenicidad de una masa de vegetación o un grupo de árboles", destaca la investigadora.

En este trabajo, los científicos de la UGR presentaron como caso-estudio el Parque "García Lorca", uno de los más visitados de la ciudad de Granada, que por su composición, con un elevado número de especies de plantas polinizadas por insectos, presenta un valor de Índice de Alergenicidad de 0.14, y por lo tanto, de bajo potencial alergénico.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio