CORREOS_4
Sociedad
Typography
0
0
0
s2smodern

Miles de trabajadores de Correos llegados de toda España han marchado hoy por Madrid para exigir la viabilidad de la empresa y el mantenimiento del convenio, en una jornada de huelga en la que están convocados los 55.000 empleados de la mayor empresa pública española.

A ritmo de batucada, la marcha, en la que según los organizadores han participado más de 20.000 personas, ha partido de la Puerta de Alcalá y ha finalizado frente a la sede de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), a la que pertenece Correos.

En la protesta han participado, entre otros, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, la secretaria de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, y el portavoz de Izquierda Plural y secretario del PCE, José Luis Centella.

Según los convocantes -CCOO, UGT, CSI-F y Sindicato Libre-, la huelga está siendo secundada por el 80 % de la plantilla, un porcentaje que la compañía rebaja al 29 % para los turnos de la noche y la mañana.

"Venimos a apoyar la defensa de un convenio y algo muy trascendente para el conjunto del país" como es un servicio público "vital" que presta Correos y "que está sufriendo la política de ajustes del PP y generando exclusión", ha afirmado Toxo.

La secretaria de Empleo socialista ha subrayado que Correos es una empresa que tiene viabilidad económica y ha acusado al Gobierno del PP de "dejarla morir" para privatizarla. Centella ha apuntado que hay que parar el intento del PP de privatizar encubiertamente a Correos, a la que, en su opinión, quiere trocear para venderla entre "amiguetes".

"Están matándonos por inanición", ha lamentado el secretario general de CCOO-Correos, Regino Martín, quien ha acusado a la empresa, al Gobierno y a la SEPI de querer pasar por encima de un convenio colectivo que afecta a "55.000 familias que cobran unos 900 euros".

Desde el 2008 se han recortado 20.000 empleos y "quieren quitar 14.000 más", lo que, ha advertido, implicará que los carteros no puedan llegar a todos lo barrios ni repartir cinco días a la semana ni atender a 16 millones de habitantes en el mundo rural.

Si no atienden sus reivindicaciones, los sindicatos han previsto dos nuevas jornadas de huelga los días 22 y 23 de diciembre, en plena campaña de Navidad, y amenazan con volver a parar coincidiendo con las elecciones locales y autonómicas, según el presidente del sector Correos de CSI-F, Manuel González Molin.

"Tenemos que defender el servicio universal postal. Si a los políticos no les importa, a lo mejor tienen que pagar a una empresa privada para repartir las papeletas", ha subrayado el secretario del sector Postal de FSP-UGT, José Sayagués.

Las principales reclamaciones de los trabajadores pasan por evitar que venza la ultraactividad del convenio colectivo, que se consoliden unos 4.000 puestos de trabajo eventuales y que los trabajadores recuperen parte del poder adquisitivo y derechos perdidos desde 2008.

Los sindicatos temen que la dirección deje vencer el plazo de doce meses que otorga la ley para que empresa y sindicatos logren un acuerdo para renovar el convenio -que expiró el 31 de diciembre de 2013-, lo que supondría su desaparición.

Correos asegura que en el marco de la mesa negociadora,se ha comprometido a mantener los puestos de trabajo necesarios para que los ciudadanos reciban el mejor servicio y que su objetivo es adaptar su plantilla "de manera no traumática" a la caída de la actividad en los últimos años.

Además, defiende que lleva dos años aplicando un plan de acción hasta 2020, que contempla inversiones por valor de 400 millones de euros y que persigue diversificar los ingresos y garantizar la rentabilidad de la compañía, que ha tenido que hacer frente a una caída de los envíos postales del 40 % en siete años.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio