pluma_39
Opinión
Typography
0
0
0
s2sdefault

A diestras

Cada vez que veo a un político intentar dar explicaciones sobre datos que no son políticos, lo tomo como un síntoma claro de incapacidad en la gestión de lo que se le ha encomendado.Y esto es algo muy habitual en el gobierno de Juan Vivas. Las apariciones de miembros de su gobierno dando interpretaciones sobre cualquier tipo de datos, por muy obvios que estos sean, los sitúa en la mediocridad política. Se ponen a hablar de esto porque no saben, no pueden o no quieren hablar de lo que tienen que hablar

Todavía no se han percatado de que la obligación de un político es rendir cuentas y presentar los datos de su gestión política, no interpretarlos, que para eso existen especialistas (estadísticos, sociólogos, matemáticos, politólogos...) además de la libre conciencia de cada ciudadano que se tomará los datos como le venga en gana.

Todavía no he visto a ningún miembro de este gobierno dar una rueda de prensa para explicar con pelos y señales cuáles han sido los ingresos de sus áreas en un año y en qué se han gastado esos ingresos. Porque una cosa es el presupuesto anual de la Ciudad, al que uno puede acceder incluso por internet, y otra muy diferente la contabilidad de la misma, si no, pregunte cuántas modificaciones de crédito y presupuestos llevamos a estas alturas del año. Por no hablar de la deuda no reconocida de cada organismo e institución perteneciente de la Ciudad Autónoma, que para nada aparece en los presupuestos iniciales.

A todo esto hay que añadir que son habituales las ruedas de prensa para dar explicaciones de algún gasto,( ferias, campañas...) para acabar liándose más: que si esta parte la paga mi área... que si esta otra no está contabilizada... que si esta otra cosa se paga aparte... O cuando se contabilizan churras por merinas, déficit por superávit, inversión por gasto, gasto en empleo por gasto social... Total, al final nadie sabe a ciencia cierta cuál ha sido el montante final de nada.

El obscurantismo y el discurso de falacia contable política que sostiene Juan Vivas, empuja a los miembros de su gobierno al seguidismo de la turbiedad política en las explicaciones financieras y contables que no hacen más que acrecentar el descrédito de un gobierno envejecido y en connivencia política con Caballas.

Como dice el refranero, las cuentas claras y el chocolate espeso. Los ciudadanos tenemos el derecho legal a conocer dónde se gastan nuestros recursos el gobierno, y no tener que ir a un juzgado para conocer la realidad de cualquier asunto. Porque da la impresión que cada vez que sale alguien del círculo de Juan Vivas a dar una explicación sobre cuestiones monetarias nos va a contar un cuento... el cuento de la lechera, como el del superávit, sin darse cuenta de que el cántaro se rompió hace mucho tiempo.

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio