deu_y_rabea_CG_-12-06-14
Política
Typography
0
0
0
s2smodern

La propuesta sobre la apertura de los comedores sociales en los centros escolares durante las vacaciones de verano, tras semanas trabajando en diferentes formas de poner en marcha este servicio, ha sido aprobada esta mañana en una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno.

La Ciudad abrirá en total en siete centros públicos, que son 'Federico García Lorca', 'Ortega y Gasset', 'Andrés Manjón', 'Príncipe Felipe', 'Reina Sofía', 'Pablo Ruiz Picasso' y 'Ramón y Cajal'. El alumnado del centro educativo San Antonio que precise de este servicio, recibirá la alimentación en su domicilio.

Los beneficiarios, alrededor de 1.000 niños, serán todos los alumnos becados durante el curso escolar en el servicio de comedor y, además, se irán incorporando aquellos escolares que los trabajadores sociales adscritos al centro consideren que se encuentren en situación social de vulnerabilidad.

Las prestación contempla que los menores, en horario de mañana, almorzarán de lunes a viernes y se llevarán la merienda a casa. Para ello, se contratará a personal de la bolsa de empleo de cocineros de la Ciudad, "seis o siete", y se complementarán con el personal que el MEC tiene contratado en las cocinas y comedores de estos centros. De manera que se producirá un aumento de contratación de empleo en 21 personas adscritas en comedores escolares, según ha informado la consejera de Educación, Cultura y Mujer, Mabel Deu.

De manera complementaria al servicio de comedor, se llevarán a cabo actividades extraescolares, de informática y biblioteca principalmente, con un apoyo de trabajadores sociales.

Según Deu, está previsto que todos los requisitos técnicos estén finalizados en los primeros de la semana próxima, al objeto de iniciar el servicio, que durará hasta el 30 de septiembre.

El coste de la iniciativa, que se enmarca dentro del programa de lucha contra la pobreza infantil, es de 549.000 euros; desglosado en 210.000 euros destinado a personal de cocina; 75.000 euros para personal adicional del convenio MEC para actividades alternativas; y 264.000 euros para compra de alimentos y materiales necesarios.

La consejera de Asuntos Sociales, Rabea Mohamed, ha indicado que se seguirá prestando ayudas a las personas en riesgo de pobreza a través de Asuntos Sociales y entidades colaboradoras, así como que se continuará reforzado la prestación con tarjetas de compra para intentar abarcar a todo el espectro infantil no contemplado en el servicio de los comedores escolares.

La propuesta de Caballas de ampliar los beneficiarios de estos comedores sociales para personas desfavorecidas de las barriadas en las que se encuentren ubicados los centros, no se llevará a cabo para "no mezclar y no estigmatizar ni señalar a los menores como pertenecientes a familias sin recursos".

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio