pluma_3
Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

Perfíl Humnao

Habían pasado treinta años desde que un grupo de chavales se despedían tostados y negros del sol, de un dia inolvidable de playa era el fin de fiesta... cuando la promoción de 1984 de los alumnos de Juan XXIII  se llevaban abrazos en sus corazones.

Y hace dos meses fuí invitado al reencuentro treinta años después , iba como postizo como cosido al evento con la cámara de fotos y una especia de cubrir del acto.

Los abrazos y emociones, las nostalgias y recuerdos , y las risas y lagrimas contenidas eran los entrantes a una velada la mar de agradable.

El video que se proyectó donde se vivieron los momentos inolvidables de sus vidas, las llegadas al nuevo colegio en la curva de Martinez Catena , de los festivales de fin de curso y los consabidos viajes de estudios.

En la mesa me puse al lado de las profesoras, Mari , Ana Mari y Maribel y allá que iba dando rienda suelta a mis recuerdos porque los amargos o se disiparon por las nubes y me quedaba con los buenos momentos vividos, y esas anécdotas aderezadas con la fina guasa e ironía que siempre me acompañó para saborear los tiempos vividos, que fueron mejores más que peores.

Las placas, las charlas, las fotos , los platos y los recuerdos guardados durante treinta años, dieron paso a que mi Señorita Maribel cogiera el micro y mientras nos poniamos como en una especie de foto de tribuna... nos arengara muy sencillamente.

Como si nos vieramos en la Plaza de los Reyes, o en la puerta del colegio hace la tira de años , Maribel nos dió unas palabras que nos llegaron al alma, y era que ¡ yo lo pedía ! :

A Dios que no fuera un choque cultural muy fuerte, el traer los niños y niñas del centro de la ciudad en los setenta al humilde barrio de pescadores como el Patronato Juan XXIII.

El silencio se hizo espeso y las emociones nos sobrecogió el cuerpo, y era la verdad como un Templo de grande que todos tuvieramos esa unión los que veniamos del Pio XII , con los espigados niños que subian y bajaban los montes del barrio San Antonio, las niñas que jugaban al elastico y nosotros que traiamos la musica de Travolta en el autocar.
-Treinta años Señorita Maribel por tener en mi alma, aquel desafío que dibujó una mañana en la pizarra, ¿ a ver de vosotros quien quiere a España?

Y tras reconocer aquellas maravillosas palabras, a toda una generación de apellidos que pasearon una epoca de nuestras vidas, que podiamos decir si eramos LA SAGRADA FAMILIA.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio