IMG_5154
Entrevistas
Typography
0
0
0
s2smodern

La noticia de que se convertiría en el nuevo Vicario General de Ceuta le llegó hace poco más de un año. Reconoce que, al principio, se quedó desconcertado, sobre todo porque pensaba que no se veía capacitado para desempeñar el puesto de Vicario de Ceuta, una ciudad que había visitado dos o tres veces para participar en algún que otro acto religioso.

Al principio compaginó su puesto de párroco de Vejer con el de Vicario de nuestra ciudad pero ahora, con el paso de los meses, ya se siente totalmente identificado con Ceuta. {jathumbnail off}

Juan José Mateos no duda en reconocer que la Iglesia en Ceuta es "viva" y ha entendido que el papel de la Iglesia en estos tiempos es acompañar, dar un poco de ánimo y de esperanza, intentar paliar la situación en la medida de las posibilidades que tiene la Iglesia.

En una amplia entrevista con "La Verdad de Ceuta", el Vicario ceutí no elude ningún tema y se muestra firme en sus respuestas. Reconoce que en este lado del Estrecho no hay persecución a los estamentos eclesiásticos y admite que se ha volcado con las cofradías locales y valora la dimensión pública que tiene este estamento en nuestra ciudad.

¿Qué sintió al conocer la noticia de convertirse en Vicario de nuestra ciudad?

Ya hace un año, pues fue el 2 de mayo cuando el Obispo me llamó y me propuso que quería hacerme Vicario y claro, en principio me quedé algo desconcertado, porque yo aprecio y tengo mucha amistad con "Curro", quien lo estaba haciendo muy bien, por lo que le contesté que no me veía capacitado. Finalmente, el Obispo me comentó que "Curro" necesitaba descansar pues llevaba bastantes años y entonces me lo planteé de otro modo y acepté.

¿Qué conocía de Ceuta antes de incorporarse a su puesto?

Yo había estado en Ceuta dos o tres veces. Había venido a alguna visita rápida pero la verdad que conocía poco, pues únicamente había estado en la Catedral o en la Plaza de África cuando participé en alguna misa y poco más.

¿Cómo se ha desarrollado este primer año en el cargo?

El verano fue un poco complicado porque tuve que compaginar el seguir siendo párroco de Vejer y estar aquí en Ceuta, con lo cual estaba la mitad de la semana allí y la otra aquí.

También aquí he ido descubriendo poco a poco la realidad, he conocido a la gente, me he quedado con las caras y la forma de proceder en Ceuta, pues cada lugar tiene su idiosincrasia.

¿Cuáles están siendo los pilares de su labor?

Lo que he intentado desde que he llegado ha sido trabajar con todos los sacerdotes juntos y que la labor sea de todos. Intentar conocer la realidad y sobre todo uno de los temas que más nos preocupa a nivel no solo de Ceuta sino de toda España es el tema del anuncio del Evangelio, para que la gente de verdad se entusiasme con Jesucristo.

¿Qué opina de la Iglesia de nuestra ciudad?

Es una Iglesia viva, que tiene muchas luces y también tiene sus sombras como en todas partes, que hay mucha riqueza, tanto riqueza humana como espiritual, también hay un patrimonio cultural muy importante. Además, hay una presencia muy fuerte de lo que representa la Iglesia.

¿Cómo está la Iglesia, a nivel global, ahora mismo?

Es un juicio un poco difícil. Hay sitios donde la Iglesia vive una crisis de falta de confianza, es decir, que los cristianos están un poco adormecidos, tal y como ocurre en Europa, y por el contrario, hay otros lugares donde la Iglesia tiene mucha vida como en los países asiáticos o América latina.

En cuando al continente europeo, vivimos una crisis de identidad profunda, el europeo ha perdido un poco el norte y no acaba de entender muy bien donde están las raíces de Europa.

¿Cuál es el papel de la Iglesia en estos tiempos de crisis?

El papel de la Iglesia en estos tiempos es acompañar, dar un poco de ánimo y de esperanza, intentar paliar en la medida de las posibilidades que tiene la Iglesia la situación.

Como sabrá, la inmigración es importante en nuestra ciudad, ¿qué papel debe jugar la Iglesia?

La sociedad civil está muy bien regulada y el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes) hace una labor muy buena. Las veces que he estado allí he podido comprobar que existe buen ambiente, he visto que hay profesionales que están trabajando muy bien con los inmigrantes y aparte de esto, la Iglesia acoge en las parroquias a los que llegan e intentamos ayudarles en la manera que podamos.

IMG_5166¿Existe "persecución" a los estamentos eclesiales? ¿Y al clero?

Aquí en Ceuta no. A nivel general yo creo que a veces hay personas o grupos que quizás son un poco anticlericales y eso crea un ambiente un poco hostil al mensaje cristiano. Desde luego yo no me siento perseguido aquí en Ceuta, todo lo contrario, me siento muy bien acogido, apoyado y querido.

¿Se han producido cambios en el clero de nuestra ciudad como consecuencia de sus decisiones?

En lo que se refiere a destinos, el único que se marchó de Ceuta fue el padre David, que tenía preparada su marcha antes de mi llegada y posteriormente no se han producido más cambios.

En general, no he notado ningún cambio ni para bien ni para mal, simplemente vamos trabajando poco a poco.

¿Cómo es su relación con los grupos de la Iglesia?

Yo intento acercarme a todos, hablar con todos y estar al servicio de todos.

¿Y con las Hermandades y Cofradías?

Con las Hermandades y Cofradías puedo decir que me he volcado con ellas. He participado en las reuniones del Consejo y he estado siempre ahí para afrontar pequeños problemillas que surgen.

¿En este año que lleva en nuestra ciudad le ha dado tiempo a conocerlas a todas?

No, la verdad es que hay Hermandades que las conozco más a fondo porque he trabajado más con ellas y hay otras que las conozco únicamente por referencias o el nombre, aún no las he podido conocer a todas profundamente.

Este mayor roce se debe a que hay algunas Hermandades que han tenido problemas, como la Hermandad de los Remedios, en la que se celebraron elecciones sin ninguna candidatura y tuvimos que nombrar a un comisario. Gracias a Dios hace unos días se constituyó una nueva Junta de Gobierno y parece que las cosas ya están normalizándose.

Al venir a Ceuta que se dejó fuera...

Yo dejé 14 años que estuve de párroco en Vejer de La Frontera, muchos amigos, una Parroquia donde después de tantos años yo quería mucho a la gente y el pueblo a mí, y claro, todo eso supone una ruptura y un empezar de nuevo. Al respecto, tengo que decir que no me ha costado porque la gente de  Ceuta es acogedora y me siento como en casa.

¿Le ha sorprendido algo especialmente en este año que lleva en Ceuta?

Me ha sorprendido gratamente la presencia que la Iglesia tiene en la dimensión pública, pues en otros lugares de nuestro país tiene una presencia menos relevante, pero en Ceuta es notable y la voz de la Iglesia se escucha.

Qué piensa cuando escucha "con la Iglesia hemos topado".

Me da un poco de rabia. Esa expresión siempre se ha dicho por aquellos que quieren algo y la respuesta es negativa porque hay cosas que no pueden ser, como el que va por ejemplo a la Administración a pedir algo y le comunican que no reúne las condiciones necesarias y sin embargo, no dicen con la Administración hemos topado.

¿Está usted acostumbrado a vivir al lado del mar?

Bueno, yo he vivido seis años en Campamento, ubicado cerca de Gibraltar, y ahí tenía el mar muy cerca. Después he estado dos años en Cádiz, que también está rodeada de mar, y más tarde, estuve en Vejer, que no tiene mar al lado pero sí lo tiene muy cerca en pueblos colindantes.

¿A qué santo se encomienda usted con más fe?

Yo tengo una gran devoción a la Virgen. Desde que sentí la llamada al sacerdocio y opté por esta vida, yo puse mi ministerio en manos de la Virgen y siempre le pido que me ayude y me dé fuerza. De hecho, en mi camino como sacerdote, siempre, en las parroquias donde he estado, he tenido una imagen de la Virgen muy fuerte. En Campamento estaba la Inmaculada, su patrona, en Vejer la Virgen de la Oliva y ahora aquí, la Virgen de África.

Después hay santos que los tengo como guías espirituales para mí, como San Ignacio de Loyola, San Juan de Ávila o San Francisco de Asís. Santos que a mí me han ayudado mucho en mi vida profesional, tanto sus ejemplos como sus escritos.

¿La fe mueve montañas o es un dicho?

La fe mueve montañas. Además ayuda a las personas a centrarse y a tener una razón y un motivo por el que luchar y trabajar en la vida.

Yo diría  que  la persona que tiene fe, tiene ayuda para centrarse, ayuda a no estar dispersa y a ser mejor persona, afrontando los problemas de la vida con otro talante.

IMG_5146Qué opina de los matrimonios homosexuales.

Yo diría que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer, para que los dos se quieran, se respeten y puedan construir una familia. Yo respeto el que haya dos hombres o dos mujeres que quieran unirse y vivir en pareja, pero yo no le llamaría matrimonio sino pareja porque uno de los fines fundamentales, que es la procreación de los hijos, no se puede dar. Eso no significa ni discriminación ni nada, sino simplemente que no todos pueden entrar en el mismo saco. Son parejas que pueden vivir juntos y tenerse respeto y cariño, pero pienso que la misión del matrimonio no solamente es el amor compartido sino el estar abiertos a la vida y a la educación de los hijos y eso no se puede producir en una pareja homosexual.

Eso sí, tienen mi respeto y yo no tengo ningún problema en hablar con ellos, de hecho tengo amigos que son homosexuales, con los cuales me llevo muy bien y hablamos de todo.

Cuéntenos un recuerdo de su infancia.

Cuando nací, mis padres vivían en el campo, lugar en el que yo viví hasta los 10 años. Después como al colegio rural donde iba no tenía sitio, me tuve que ir al pueblo, yo soy de Benalup-Casas Viejas, donde terminé los estudios y ya me fui a estudiar fuera.

Yo recuerdo que la vida en el campo tiene otro ritmo, no había televisión y entonces yo recuerdo como mi abuelo por las noches escuchaba la radio y me cogía en brazos quedándome dormido mientras la escuchábamos, siendo uno de los recuerdos más bonitos que tengo.

Después otras de las cosas que yo recuerdo con mucho cariño es dar un paseo por el campo durante la noche y ver el cielo estrellado o andar bajo la lluvia, recuerdos que guardo de mi infancia.

¿Qué valor le inculcó con más ahínco su padre? ¿Y su madre?

Yo me crié con mis padres y mis abuelos y una de las cosas que a mí me inculcaron desde pequeñito fue la honradez y el ser fiel a la palabra de Dios. Podemos ser pobres, humildes pero siempre hay que ser honrados, algo que llevo metido en la sangre.

Mi madre y mi abuela siempre ha sido el alma de la familia, donde siempre he encontrado una palabra o una escucha y eso de llegar a casa y no ver a nadie rara vez lo he encontrado, siempre estaba alguna de las dos en casa.

¿Cuándo finalizarán las obras de la Iglesia de San Francisco?

Se calcula que en dos o tres meses se terminará la obra y yo espero que en estos días se reanuden y podamos verla terminada lo antes posible. Ahora estamos con temas burocráticos de acuerdos y contratos.

Un deseo para estos años que permanezca junto a nosotros...

Mi deseo es que la gente abra su corazón a Cristo, como decía el Papa Benedicto "Cristo no viene a quitarte nada sino que te lo da todo". Por lo que hay que no hay que tener miedo a abrir nuestro corazón a Jesús y a creer y confiar en él, pues Jesús nos hará la vida más feliz y nos ayudará a vivir la vida de otra manera.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio