pluma22
Opinión
Typography
0
0
0
s2smodern

Perfil humano

¿Por qué no vuelves a tus antiguas costumbres?, me preguntaron el otro día cuando vieron mi ausencia de escribir en mi columna de opinión. Tampoco me imaginé que cayera en el cansancio y el hastío, cuando en situaciones peores iba curtido, para las cosas que se me iban presentando. Pero, de golpe y porrazo, en octubre no me di cuenta que salvo contadas ocasiones, no me asomaba por mis artículos, y esa bravura y garra que les impregnaba me fueron disipando.

Con la llegada de los grandes aguaceros, las buenas mojadas y las quejas de muchas marías a eso de "uf, qué frío" y "qué de agua cae", todavía uno sigue acudiendo como una cita a la playa de la Ribera y, como mi Santuario, sigo fiel a encontrarme con ella, si fuera a tenerla como testigo en la arena...

Cerca de Ti es el título que me veo en los anuncios de Cruz Roja Española, por la recogida solidaria de alimentos, la situación total de tristeza y angustia social es compartida por todos los ciudadanos, y se nota en los focos de reunión, en los lugares, y, sobre todo, donde las noticias de telediarios van arreando sobre la problemática social, y ningún político tiene esa varita mágica para poder decir "oigan, señores, que hemos encontrado la fórmula..."

En la Ciudad empieza uno a leer movilizaciones de los empleados del Convenio de Inmigración, y la próxima disolución, a vista del peligro, de las líneas de autobuses del Príncipe y Juan Carlos I, por la lacra social del vandalismo. El stress y la ansiedad manifiesta por los conductores hacen que, lo más seguro, se nieguen a realizar el servicio de los citados trayectos.

Apuñalamiento en Aranguren. Siempre mis hijas, amigos y familiares, nos han tenido el corazón en un puño con esto de las euforias y mogollones, de las noches de San Juan, de las Ferias, las movidas de Navidad y, por supuesto, de las acampadas de la Mochila. Desde que el mundo es mundo, y de que tengo uso de razón, siempre ha habido esos altercados, sustos, robos, jaleos, y esas convivencias multiculturales, aderezadas con los porros, los colocones y los subidones calentados dentro de las tiendas de acampada. Eso da a la aparición de los titos y los titis, los nuevos calorros, que sacan las navajas y estiletes, y se meten las puñaladas, que ni ellos mismos lo recordarán, con las botellas de ginebra y los cubatas. Poco pasa con las locuras de romerías, nueces y castañas.

Madrid Arena, donde cuatro chicas han muerto a causa de la avalancha en un local cuyo aforo se excedió a causa de la entrada masiva de grupos descontrolados. Una bengala fue el simple cortocircuito para causar la montonera de hasta cinco pisos de jóvenes atrapados en un túnel, donde no se podían abrir las salidas de emergencia.

Se discutió si el protocolo de evacuación por parte de la Policía Nacional fue el correcto, yo creo que sí, porque evacuar a gente enfervorizada, y volvemos a las mismas que en el caso de la mochila, con los subidones del alcohol, las pastillas y los petas, hubiera habido una masacre en masa, más de cien muertos seguro.

Se ha perdido el sentido común, se ha perdido la idea de que algo funciona o no funciona, del todo vale, de que todos tenemos razón, y la ley está para no cumplirla ni respetarla.

Matagatos... decía un mote de esos de antaño... que una vez que fulano mató un gato le pusieron matagatos...  Ahora se reabre la polémica sobre la Consejería de Sanidad, que encubre con la rabia un sacrificio masivo de gatos. Donde hay gatos no hay ratas... entonces prepárense para la llegada masiva de roedores, y dicen que en caso de crisis la rata es la primera en abandonar el barco...

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio