Cartas al Director
Typography
0
0
0
s2smodern

La cantidad de basuras y plásticos que generamos a nivel mundial es un grave problema porque gran cantidad de todos estos residuos acaban en el mar.

España suspende en el reciclaje de basuras, ya que sólo se recicla un mísero 29% de los desechos humanos.

Deberíamos tomar conciencia y empezar a usar menos plástico y si lo usamos, rehusar o reciclar.

¿Cómo es posible que un país como Brasil haya dado con el programa adecuado para paliar los efectos negativos de esta sociedad de consumo?

Se trata de cambiar basura por energía.

Coelce, el la filial brasileña de la eléctrica ENDESA (pública en sus inicios y privatizada en manos del partido Popular con Aznar) y lo que hace es que muchos de sus clientes, los cuales carecen de recursos suficientes para abonar sus facturas, tienen la opción de reciclar su basura y así rebajar el coste de sus recibos.

Ecoelce ha ganado recientemente el premio de Naciones Unidas al Desarrollo a la excelencia en la industria energética, donde lo que busca es fomentar la conciencia ecológica y el reciclaje de un país.

¿De qué modo se hace esto?

Los clientes de Ecoelce llevan sus desechos reciclables a centros de colecta, donde los pesan y tasan en función de su cotización en el mercado (plástico, papel, vidrio, etc.). Sumada la cantidad total de dinero de lo que han entregado, se les deduce de su factura eléctrica.

A dos años de iniciarse este proyecto, otras ciudades del país están siguiendo el ejemplo y lo están poniendo en marcha.

Es un proyecto que a día de hoy ayuda a 70.000 personas que desde el año 2006 se le dio luz verde a esta iniciativa.

A la vez que se colabora con el medio ambiente, estos clientes pueden pagar sus facturas a la empresa energética, por lo que el nivel de morosidad baja hasta prácticamente desaparecer.

Por otro lado en la ciudad australiana de Sidney, han puesto en marcha un proyecto de reciclaje llamado Envirobank. Consiste en 509 máquinas expendedoras de recogida, canjean vidrio, latas, plástico y cartón a cambio de dinero.

Están ubicadas por toda la ciudad, para que los ciudadanos puedan hacer sus intercambios.

Medellín (Colombia), se ha sumado a la iniciativa Recarga Verde, con máquinas de reciclaje instaladas en diferentes puntos. En este caso se intercambian envases por tiquets.

Todas estas iniciativas son públicas y queda bastante claro que, las administraciones y organismos de éstos lugares, están muy concienciados con el medio ambiente.

Son un ejemplo a seguir.

¿Por qué España no se compromete a llevar a cabo estas medidas?

Nuestros mares están repletos de plásticos y cada vez es más frecuente ver que mueren peces al ingerir plásticos, porque los confunden con alimento.

España podría ser un país pionero al implantar estos sistemas de reciclaje y así aliviar en gran medida, el problema tan serio que arrastramos y si no lo remediamos a tiempo, a la vuelta de pocos años, los mares contarán con más plásticos que peces.

Todo suma: educación, sanidad...

Pero el aire que respiramos, los mares, flora y fauna no son menos importantes.

Ojalá algún día no muy lejano, nuestro país tenga políticos dignos, con valores mucho ma allá de los actuales, donde sus prioridades sean velar por nuestro bienestar y el de nuestro entorno.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio