660 jóvenes tutelados cumplieron 18 años durante 2017 en Ceuta y Melilla
Sociedad
Typography
0
0
0
s2smodern

4.125 jóvenes tutelados cumplieron 18 años durante 2017 en España, viéndose obligados a emanciparse de manera precipitada y dejando de tener a su lado el apoyo que durante años les ha acompañado. Son datos que publica Fundación Amigó en su última campaña de sensibilización “Extutelados: el reto de emanciparse a los 18”, a través de la cual quiere visibilizar la dura realidad que estos y estas jóvenes tienen que vivir para construir sus propios proyectos de vida de manera autónoma.

Cuando hablamos de jóvenes extutelados nos referimos a todos aquellos chicos y chicas que han vivido una parte de su infancia bajo la tutela de la Administración Pública y que alcanzan la mayoría de edad. Por tanto, el denominador común entre ellos y ellas es que en algún momento de su infancia han sido menores en situación de riesgo.

Según los datos recopilados por la entidad, publicados por la Dirección General de Servicios para la Familia y la Infancia, durante 2017 47.493 niños, niñas y jóvenes fueron atendidos en el sistema de protección y de ellos 4.125 cumplieron 18 años (3.086 se encontraban en centros de menores y 1.039 en acogimiento familiar), siendo Cataluña, Andalucía, Melilla, País Vasco y Comunidad Valenciana, los lugares donde más jóvenes tutelados cumplieron la mayoría de edad el pasado año. En el caso de Melilla, fue el lugar de España donde más extutelados llegaron a la mayoría de edad: fueron 507 los jóvenes tutelados que cumplieron 18 años durante 2017 (503 se encontraban en centros de menores y 4 en acogimiento familiar). Supone un incremento del 124%, ya que durante 2016 fueron 226 (214 se encontraban en centros de menores y 21 en acogimiento familiar). En Ceuta, fueron 153 (150 en centros de menores y 3 en acogimiento familiar), frente a los 148 de 2016 (145 en centros de menores y 3 en acogimiento familiar).

“En muchas ocasiones, estos jóvenes tienen que romper sus procesos académicos porque se tienen que poner a trabajar para poder seguir adelante, lo que no les permitirá acceder a estudios superiores y esta falta de recursos reproduce las desigualdades sociales. Además, esta situación, en muchas ocasiones les estigmatiza, ya que los menores extranjeros que cumplen 18 sin permiso de residencia y sin piso de emancipación no pueden acceder a ningún recurso ni a ninguna formación reglada. Esta situación hace que se encuentren en una desigualdad frente a otros grupos, como sería el resto de jóvenes de 18 años que vive con sus familias y puede acceder a recursos formativos”, ha señalado Elisabet Marco, educadora en proyectos de emancipación de Fundación Amigó.

La entidad ha destacado diferentes aspectos que afectan a cualquier joven en su proceso de emancipación, subrayando que el desempleo juvenil, la elevada tasa de abandono escolar, la precariedad laboral y el difícil acceso a la vivienda propia hacen que para cualquier joven emanciparse sea una situación casi imposible. Además, teniendo en cuenta que la edad media de emancipación en España se sitúa en los 29 años, aunque tras cumplir 18 años las personas extuteladas continúan teniendo apoyo hasta los 21, se ven obligadas a emanciparse 11 años antes que el resto de jóvenes.

“Es necesario adaptarnos a cada proceso de emancipación, ya que las necesidades de cada joven son diferentes. No todos los jóvenes extutelados necesitan un proyecto residencial con acompañamiento intensivo. En cualquier caso, también es necesario ampliar el tipo de acciones a nivel de mediación, formación e inserción sociolaboral, porque estos y estas jóvenes necesitan esa capacitación profesional y mediación con empresas”, subraya Elisabet Marco.

Durante 2017, fueron 4.125 los jóvenes tutelados que cumplieron 18 años, frente a los 3.304 de 2016. “Nos encontramos en una realidad en la que es un número importante de personas tuteladas que cada año cumplen la mayoría de edad. La primera lectura que se puede hacer a esta cifra es de alarma porque obviamente no tenemos un tejido laboral que pueda asumir a tantos jóvenes, y además se les exige experiencia y formación, por lo que hay elementos que los convierten en perfiles en riesgo de exclusión social”, ha apuntado la educadora.

La entidad ha habilitado el portal web fundacionamigo.org/extutelados, a través del cual se puede ampliar la información, encontrar testimonios de jóvenes extutelados y analizar el número de jóvenes tutelados que cumplieron la mayoría de edad en cada Comunidad Autónoma.

La Fundación Amigó es una entidad sin ánimo de lucro que desde 1996 trabaja para contribuir a la transformación social e individual de la infancia y juventud más vulnerable, ofreciendo oportunidades a jóvenes en riesgo o en situación de exclusión social, acompañando a jóvenes en su transición a la vida adulta y resolviendo los conflictos entre los adolescentes y sus familias.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio