Editorial
Typography
0
0
0
s2smodern

Ignacio Cosidó, el portavoz del Grupo Popular en el Senado, ha venido a Ceuta para erigirse defensor de muchas causas pendientes que tiene que abordar el Gobierno de la Nación en Ceuta. Lo que parece que se le ha olvidado al Partido Popular es que ellos mismos eran hace cuatro días ese Gobierno al que ahora tanto se le exige. Peor todavía, Cosidó ya debía conocer de sobra en 2016 el déficit del Cuerpo Nacional de Policía del que hasta entonces fue director general. Tuvo cinco años para dotar de más medios materiales y humanos a la plantilla de policía de Ceuta y adecuarla a las necesidades.

 Escuchar decir, a quienes tuvieron la oportunidad de venir a Ceuta a ver la frontera, que Marlaska no comprenderá las necesidades de mejora y modernización hasta que la visite, suscita un interrogante: ¿Acaso Zoido lo hizo? El ex ministro de Interior pudo visitar Ceuta, pudo impulsar los proyectos de mejora y modernización de la frontera que Ceuta lleva años clamando. No lo hizo. Es más, sólo visitó la frontera cuando dejó de ser ministro.

 Durante su mandato tampoco se abordó la situación de necesidad de medios materiales y humanos. Mucho menos se impulsaron las relaciones con Marruecos, al menos en favor de Ceuta, para terminar con los colapsos en la frontera. Es curioso que ahora desde el Partido Popular se dé tanta importancia a fomentarlas.

 El Partido Popular quiere promover un acuerdo por Ceuta y Melilla porque parece que se acaban de enterar de las singularidades y necesidades de esta frontera sur de Europa. Queremos pensar que el presidente Juan Vivas es muy consciente de ellas y escucharle decir que Cosidó ha venido a poner “de manifiesto el compromiso del PP con Ceuta” nos hace preguntarnos por qué no se puso de manifiesto ese compromiso a su debido tiempo.

 

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio