ACC Edificio Hnos Wannon ARTICULO

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Contacto

Contactos:

"La Verdad de Ceuta" es un diario digital independiente, objetivo, plural y abierto para que el pueblo de Ceuta pueda expresar libremente lo que desee.

Fundado el 7 de Junio de  2.011

Dirección postal:

        FEDEMAR CEUTA, S.L.

Balcón de La Dorada, 33
Poblado Marinero
51001 Ceuta (España)

Teléfonos:

Telf: (+34) 956 511894

Horario: De 19,30 a 13,30 y de 16,30 a 20,30 horas

Información:

Identidad

LA VERDAD DE CEUTA es un diario digital español, sobre todo de ámbito local, que nace el día 07 de junio de 2.011.
Es un medio independiente, objetivo, plural y abierto. Que no pertenece a ningún grupo político o mediático y que se fundamenta en la pluralidad de ideas y opiniones, y en la apertura a la participación ciudadana.

Compromiso

LA VERDAD DE CEUTA cree firmemente en la libertad de expresión y en el derecho a la información como principios fundamentales de la democracia.

Contactos electrónicos:

direccion@laverdaddeceuta.com

Notas de prensa.

Las cartas al director deben estar firmadas con nombre, apellidos y D.N.I., disponer de una redacción y ortografía correctas.

local@laverdaddeceuta.com

Utilice esta dirección para remitirnos sus comentarios sobre la actualidad política y social en la ciudad, en su barriada, etc.

deportes@laverdaddeceuta.com

publicidad@laverdaddeceuta.com

Para temas relacionados con el Departamento de Publicidad (insertar anuncios, etc.) de este diario digital, envíenos sus datos y el personal encargado del mismo se pondrá en contacto usted a la mayor brevedad posible.

Sistema de envíos para cartas al director, notas de prensa, actualidad local, deportes, publicidad, etc.

Para las cartas al director es necesario anotar el D.N.I.
 
 
POLÍTICA DE COOKIES:
 

Esta página web, al igual que la mayoría de páginas web, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a direccion@laverdaddeceuta.com

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

¿Por qué son importantes?

Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

¿Cómo utilizamos las cookies?

Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:

Cookies de mejora del rendimiento

Este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.

Cookies de análisis estadístico

Son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.

Cookies de geolocalización

Estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.

Cookies de registro

Cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal.
Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo.
Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.

Cookies publicitarias

Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

Otras cookies de terceros

En algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.
A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome

Mozilla Firefox

Internet Explorer

Safari

Safari para IOS (iPhone, iPad)

Cookies Flash

Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros.

Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en direccion@laverdaddeceuta.com

Alejandro Escámez, comandante general de Ceuta
Entrevistas
Typography
0
0
0
s2smodern

Los militares están siendo una parte importante durante la crisis del coronavirus como consecuencia del desarrollo de la “Operación Balmis” que, en el caso de Ceuta, ha supuesto la llegada del buque Galicia, la desinfección de diferentes lugares de la ciudad así como el control en las carreteras y en el paso fronterizo.

Todo ésto se ha producido coincidiendo con la llegada al cargo de comandante general de Alejandro Escámez, quien tuvo que tomar posesión de su puesto en un acto interno al que únicamente pudieron asistir el presidente de la Ciudad y la delegada del Gobierno.

Unos días después, el comandante general ha atendido a “La Verdad de Ceuta” en una entrevista donde repasa aspectos muy interesantes como la evolución de la pandemia, la futura base única, el próximo despligue de los militares de Ceuta en Irak o de la vigilancia que están llevando a cabo en el perímetro fronterizo.

¿Cómo está viviendo la situación de pandemia?
 
La vivo desde una doble perspectiva: La primera desde la responsabilidad que supone estar al frente de la Comandancia General de Ceuta, cuyos hombres y mujeres han estado y están implicados con plena dedicación en tratar de minimizar los efectos de esta crisis epidemiológica, en el marco de la ya conocida “Operación Balmis”, con patrullas de presencia, desinfectando, apoyando a las fuerzas y cuerpos de seguridad en la vigilancia del vallado fronterizo, realizando actividades logísticas o instalando material de campamento y asumiendo con naturalidad los riesgos que ello conlleva.  Aunque las Unidades de la Comandancia están entrenadas para enfrentarse a situaciones complicadas y tienen experiencia de ello, este enemigo invisible, persistente y traicionero es algo nuevo y desconocido que lo ha hecho complicado y que personalmente me mantiene alerta. La segunda, es desde la perspectiva de ciudadano, y como tal, con la lógica preocupación por los dramáticos efectos sanitarios y las consecuencias sociales y económicos que ello va a acarrear, pero también esperanzado puesto que nuestros conciudadanos han dado una gran lección de respeto a las normas o de entrega en sus “puestos de combate”, sea en el hospital, sea en los supermercados, sea detrás de un ordenador, o prestando los servicios esenciales…., y con este espíritu, con la firmeza en seguir cumpliendo con las normas preventivas y con la necesaria unidad no habrá obstáculo tan grande que juntos no podamos superar.
 

¿Cree que marcará un antes y un después en la sociedad española y en el Ejército en particular?
 
La actual crisis ha puesto de manifiesto por un lado nuestra fragilidad y nuestra interdependencia y ha antepuesto la salud a la economía. Pero creo que nuestra sociedad responderá de manera similar a como lo hicieron las sociedades que nos precedieron en situaciones similares, es decir, pasado el duelo por los mortales efectos, vencido el virus y paliadas sus graves consecuencias económicas y sociales con mayor o menor solvencia, volveremos al punto de partida en nuestras relaciones sociales y de nuestra condición humana. Es como un elástico al que le sometemos a una tensión y finalizada dicha tensión vuelve a su estado original con mínimas deformaciones. En mi opinión, inicialmente se resentirá el mundo globalizado y volveremos a mas frontera y a más autosuficiencia, pero   los cambios sustanciales se producirán en el ámbito económico, laboral y educativo por aquello de lo telemático, también en el sanitario y quizás en lo social, pues pasaremos de un ocio y cultura  de masas a un ocio y cultura más restrictivo,  la vida en las pequeñas localidades tendrán un mayor atractivo y las practicas saludables y el cuidado del medio ambiente seguirán ganando posiciones.

En cuanto a las Fuerzas Armadas y al Ejército de Tierra, en particular, mencionar que la Estrategia de Seguridad Nacional ya incluía entre los riesgos y amenazas las situaciones de emergencias y crisis sanitarias como las vividas, y el Ejército, por tanto, disponía de planes y procedimientos, lógicamente basados en supuestos, así como capacidades tales como las incluidas en las Unidades NBQ (preparadas para enfrentar situaciones nucleares, biológicas o químicas). Pero tras este envite,  han sido muchas las  lecciones identificadas que obligarán a introducir  cambios, mejorar procedimientos y técnicas e incorporar nuevas capacidades. Una de las grandes fortalezas de nuestro Ejército es su capacidad de adaptación,  evaluar cuales son las carencias y debilidades y tratar de solventarlas es su permanente forma de actuación.  Un ejemplo de esa capacidad de adaptación ha sido el denominado proyecto ATILA consistente en instalar,  en el robot Teodor, habitualmente utilizado para la desactivación de explosivos, un sistema de luces ultravioletas con capacidad para desinfectar grandes superficies sin entrar personal dentro. O la adaptación que ha hecho la UME en algunos de sus camiones, empleando cañones de difusión de nieve, como nebulizadores de líquido desinfectante para permitir la desinfección de instalaciones o vías públicas, o la adaptación de ciertos talleres para la fabricación de mascarillas…... Es decir, la polivalencia de las personas y de los equipos  será también una posible consecuencia. No cabe duda que los avances o cambios que se produzcan en los distintos sectores de la sociedad  también se incorporarán paulatinamente en las Fuerzas Armadas.
 
Dicen que los militares se están preparando para un posible rebrote de la enfermedad, ¿es cierto?
 
Nuestros analistas de investigación operativa, nuestros estadísticos, y otros especialistas en distintas ramas del conocimiento han actuado como lo hacen siempre, realizando las prospectivas necesaria para apoyar la toma de decisiones en la resolución de problemas. En este sentido han concluido que una segunda ola es posible, como también sucedió tras el primer golpe de la gripe, mal llamada española, de 1918.  Con estas prospectivas, más las que elaboren el Servicio de Epidemiología e Inteligencia Sanitaria u otros organismos nacionales o internacionales (militares o civiles),  las Fuerzas Armadas y el Ejército de Tierra, en particular, se prepararán con celeridad para enfrentar esa segunda ola, que de llegar llegara en un contexto económico degradado y en unas condiciones sociales difíciles.  Hay que preparase para tener esa necesaria posición de ventaja frente a este enemigo que parece va a contraatacar, y de otros elementos hostiles que al socaire de los infortunios también puedan tratar de sacar sus réditos. En este sentido, el contenido de la expresión “resiliencia”, adquirirá una mayor magnitud si llegase esta segunda embestida.   
Podemos estar seguros que junto a las Fuerzas Armadas, toda la Administración del Estado tomará las medidas necesarias para dar una respuesta conjunta y eficaz a estas turbadoras previsiones  
 
¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan los militares en Ceuta?
 
Los cometidos de la Comandancia General de Ceuta, siguen inalterables, y que se pueden resumir en seguir contribuyendo a la seguridad de Ceuta y sus conciudadanos, y con ello a la seguridad de España en su frontera Sur.  Pero para concretar, tenemos un contingente de 150 efectivos que a finales de mes se proyectará hacia  Irak para formar parte de la Coalición Internacional allí desplegada bien para continuar con el objetivo de adiestrar y capacitar a las fuerzas y cuerpos de seguridad iraquíes en su lucha contra el DAESH, o si así se decidiese finalmente, para replegar los medios y materiales allí desplegados y dar por concluida parte de  la misión que realizan las FA,s españolas en ese complejo escenario. También seguiremos cumpliendo con el programa de instrucción y adiestramiento programado para este año y que ha sufrido una pausa por la crisis sanitaria, pues no podemos perder los estándares de eficacia y por supuesto nos prepararemos para esa pronosticada segunda ola. Las actividades de carácter institucional o cívico-militar si tendrán una menor dimensión o estarán  condicionas por las normativas sanitarias.
En cualquier caso, para todo lo programado trataremos de ser celosos  con las medidas preventivas sanitarias, para seguir manteniendo nuestras capacidades integras.
 
¿Cómo valora la Operación Balmis en general y en Ceuta en particular?
 
Una de las Misiones que se asigna a las Fuerzas Armadas, junto con las Instituciones del Estado y las Administraciones públicas, es la de preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas. Por ello se puso en marcha la denominada “Operación Balmis”, cuyo nombre corresponde al del médico militar Francisco Javier Balmis que entre 1803 y 1806 llevó a cabo  la expedición humanitaria que llevó la vacuna de la viruela a los territorios del imperio español en América y Filipinas.  El primer y más importante logro de esta Operación ha sido el haber contribuido de forma eficaz a paliar o minimizar los efectos de esta pandemia, con cientos de tareas llevada a cabo por miles de hombres y mujeres: tareas logísticas, sanitarias, de vigilancia y seguridad, de transporte (por tierra, mar y aire), de montaje y mantenimiento de infraestructuras sanitarias o de atención a personas vulnerables, de descontaminación o desinfección, … Paralelamente a este logro, se ha conseguido vencer algunas percepciones estereotipadas sobre las Fuerzas Armadas y se ha puesto en valor su subsistencia.  Simultáneamente, a muchos de los uniformados, se le ha reafirmado la sensación de ser útiles, de poder aplicar muchos de sus conocimientos y experiencias en algo tangible y visible para la sociedad a la que siempre sirve, aunque en la mayoría de las ocasiones no se les vea. Se han sentido más  reconocidos y queridos.
 
En Ceuta, por fortuna, el virus no ha tenido la virulencia de otras Comunidades, pero eso no ha sido pretexto para que toda la Comandancia General de Ceuta estuviera alerta y aportando ese granito de arena necesario para que esa situación de calma tensa se mantuviese. Nuestros efectivos han participado en similares actividades que los efectivos de las Unidades del resto de España, y han percibido de manera superlativa ese reconocimiento y afecto que de por sí ya tienen de la población ceutí. La valoración, es por tanto, positiva, si bien no debemos ni darnos por satisfechos ni bajar la guardia, consecuentemente  corregiremos aquellos procedimientos y técnicas que hayan resultado menos eficientes e incorporaremos a nuestro bagaje las lecciones y buenas prácticas identificas, y así poder afrontar esa tan citada segundo rebrote en condiciones óptimas. En términos numéricos, hasta la fecha, un total de 3.500 componentes de la Comandancia ha tomado parte en alguna de las actividades asignadas en el marco de la “Operación Balmis”
 
¿Cómo va el proyecto de la base única?
 
En el año 2010 se aprobó el denominado Plan de Concentración de Unidades de la COMGECEU,  que pretendía la concentración y reordenación de las Unidades de la plaza de Ceuta en una denominada “Base Única” o más precisamente en una “Base Discontinua” teniendo como terrenos los correspondientes a los acuartelamientos de Pardo de Santayana y Serrallo-Recarga.  La Base Discontinua es un proyecto anhelado y necesario pues supondrá concentrar Unidades y con ello optimizar servicios, mejorar instalaciones (algunas ya muy deterioradas por el paso del tiempo), satisfacer algunas nuevas necesidades, facilitar el funcionamiento y mejorar la calidad de vida de nuestros hombres y mujeres. Pero ello requiere  del limitado recurso financiero, por lo que a veces las prioridades no coinciden con las necesidades y el proyecto no va al ritmo deseado produciéndose retrasos.  Inicialmente se realizó la urbanización y cerramiento; en el año 2019 se finalizó el edificio del cuerpo de guardia de la nueva Base y próximamente estará finalizado el edificio de atención sanitaria y se producirá el traslado del material y del personal que actualmente se encontraba en el antiguo Hospital de O´Donnell, quedando cerradas dichas instalaciones el próximo 1 de Julio, a expensas de que o bien la ciudad o la delegación del gobierno quieran hacerse cargo de esas instalaciones mediante una cesión demanial del propio Ministerio de Defensa. Actualmente se está realizando poco a poco el acondicionamiento del acuartelamiento García Aldave para el traslado de la IV Bandera de la Legión. No parece que el escenario económico próximo favorezca la presteza en la realización de las obras, pero seguiremos impulsándolo.
 
¿Hasta cuándo se va a prolongar la vigilancia de los militares en la frontera de Ceuta?
 
La petición de este apoyo se realizó a demanda de la Delegación del Gobierno de Ceuta, por tanto cuando cesen las condiciones que llevaron a solicitarlo, dejaremos de proporcionarlo. No obstante es probable que cuando se normalice la situación, se abra la frontera de forma regular, se pueda ir reduciendo este apoyo. La última vez que se realizó una actividad similar fue en  el 2005. La coordinación y sintonía con la Guardia Civil ha sido plena, y para nosotros también ha supuesto una actualización de procedimientos.
 
¿Se sienten más valorados ahora?
 
Las Fuerzas Armadas siempre se han sentido valoradas, pues no en vano en las encuestas del CIS siempre se encuentran  entre las posiciones más altas de valoración, quizás en esta ocasión esa valoración se ha materializado de forma más próxima y personal, la han percibido directamente los componentes de todas las unidades, con ese aplauso, ese alago,  ese pequeño ofrecimiento o ese gesto de afecto cómplice.  El Ejército es y se siente sociedad, con sus virtudes y defectos pretende desempeñar sus cometidos con la máxima eficacia y con la única aspiración de la satisfacción del deber cumplido. En esa percepción positiva de nuestro Ejército, ha tenido un papel relevante los medios de comunicación pues no solo han relatado o enumerado nuestras actividades, sino que lo han hecho con ese calor humano, amabilidad y  afecto tan reconfortante.   Pero si de valoración se trata, en esta ocasión la máxima puntación la ha logrado por méritos propios y de forma muy destacada nuestro sistema sanitario y los hombres y mujeres que lo componen, seguidos muy de cerca de todos los que han contribuido a mantener los servicios esenciales y de todos los que estoicamente han cumplido con las exigencias normativas del Estado de Alarma.
 
¿Cómo analiza la presencia de 150 militares de Ceuta próximamente en Irak?
 
La presencia de efectivos de la Comandancia en Irak estaba ya programada y llevaban 6 meses de una exhaustiva e intensa preparación para asumir el cometido que allí desempeñan en el marco de la coalición internacional, pero las circunstancias han ido cambiando sustancialmente al compás de las imposiciones de este virus, cierre de fronteras, pausa en las misiones de adiestramiento,  cuarentenas antes de desplegar, test antes de partir…..lo que ha supuesto una reducción  de los efectivos a desplegar y un cuestionamiento sobre la continuidad o no de la misión y en su caso el repliegue definitivo. Nuestro personal está perfectamente concienciado y motivado para llevar a cabo lo que finalmente se acuerde en la mesa internacional y posteriormente en la nacional. Ahora se encuentran aislados en la península para evitar contagios y a finales de mes los 150 efectivos partirán hacia ese lejano país. Desde aquí les seguiremos y desde aquí apoyaremos a su retaguardia más preciada, sus familias.
 
¿Cómo le ha dejado el reto su antecesor en el cargo?
 
A mi antecesor lo conozco desde hace mucho tiempo,  hemos compartido destinos y misiones internacionales, la última vez le relevé como segundo jefe de la Brigada Paracaidista. Además de compañeros de arma, somos amigos. Como en todas las unidades por las que ha pasado ha dejado el listón muy alto, su competencia profesional y prestigio están sobradamente acreditados,  así que por una parte me lo deja fácil pues deja unas Unidades de la Comandancia perfectamente preparadas y dispuestas para asumir los retos que se presenten y por otra parte me lo deja difícil pues el margen de mejora es muy escaso. No obstante mi predisposición y entrega tratará de incorporar todas las oportunidades de avance que se adviertan. En este sentido tenemos varios retos generales en los que participar, una próxima reorganización del Ejército, el desarrollo normativo del denominado Mando de Presencia y Vigilancia Terrestre, o el ambicioso plan de experimentación que nos conduzca a la definición de las  Fuerzas que previsiblemente necesitaremos para afrontar los desafíos del 2035, proyecto Fuerza 2035.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Viernes 03 de Julio del 2020
Síguenos en nuestras redes sociales:
facebook twitter

Publicidad