Editorial
Typography
0
0
0
s2smodern

La Consejería de Medio Ambiente y Servicios Urbanos, a través de la concesionaria del servicio de limpieza pública viaria, la empresa TRACE, daba a conocer en la jornada de ayer que ha tenido que reponer ya 157 contenedores que fueron calcinados de manera intencionada el pasado año 2020, una cifra a la que se suman las 457 unidades registradas en 2019 y las 64 correspondientes al año 2018.

La reposición de cada uno de los contenedores quemado o afectado por actos vandálicos supone un desembolso económico de entre 300 y 1.362 euros, en función de las características de la unidad dañada. Así, en 2018 la Ciudad empleó 32.172 euros en dicha reposición; 234.652 en 2019 y casi 85.000 en 2020. En total: unos 353.000 euros.

Sin duda alguna, se trata de unos números que se deben tener muy en cuenta porque, al fin y al cabo, salen del bolsillo de los impuestos de los ceutíes que pagan para que unos vándalos y cobardes prendan fuego a los contenedores porque están aburridos o porque les da la gana.

Estos actos hay que frenarlos en seco porque no se puede permitir que un día sí y otro también tengamos que desayunarnos con quemas provocadas de contenedores y vehículos. Triste pero cierto.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Sábado 23 de Enero del 2021

Publicidad