Sara Cano en su anterior visita a nuestra ciudad
Cultura
Typography
0
0
0
s2sdefault

La bailarina y coreógrafa Sara Cano, directora de su propia compañía desde 2014, ha considerado hoy que la danza en España ha tenido un "resurgir" después de la pandemia pero ha evidenciado que sigue teniendo "muchas carencias" como colectivo.

Sara Cano (Talavera de la Reina, Toledo, 1979) ha realizado esta consideración en una entrevista con la agencia EFE en Ceuta donde esta noche presenta en el teatro auditorio del Revellín el espectáculo "Vengo" con motivo del Día Internacional de la Danza, con el que se encuentra de gira nacional tras obtener en el 2020 el premio Max a la mejor coreografía.

La madrileña, con varias producciones a sus espaldas premiadas y programadas en festivales nacionales e internacionales, ha señalado que este resurgir "se ha producido gracias al apoyo en programaciones en festivales públicos y privados y la reapertura de los tablaos, vamos avanzando para mejorar nuestras condiciones y prueba de ello es la aprobación del estatuto del artista, pero con pasos pequeños".

Sara Cano, con una trayectoria que abarca desde la danza española al flamenco pasando por la contemporánea o el folclore, ha estimado que la danza "debería formar parte de la enseñanza reglada y no sólo como un hobby o una extraescolar porque esta disciplina enseña a las personas a desarrollar aspectos muy importantes".

"La danza, la música o el teatro no es sólo una distracción sino que aportan muchas cosas que considero son igual de útiles o incluso más que otras tan vitales como la creatividad, el trabajo diario, la perseverancia o la autosuperación", ha afirmado.

La bailarina reconoce estar en un momento profesional "donde sigo aprendiendo y sigo creciendo como artista, poniéndome retos y crear cosas nuevas, sigo definiendo mi discurso coreográfico y seguir esculpiendo mi sello propio".

VENGO

Tomando como referencia la conocida letra de "La Molinera", Sara Cano está inmersa en el espectáculo "Vengo" -puesto en escena por diez bailarines- que supone "mi pequeño tributo al folclore y pretendo hacer un recorrido por diferentes zonas del país para tener una visión global de su riqueza y lo diferente que es de unas zonas a otras pero teniendo todas un denominador común".

Sara Cano, que además de sus propias producciones crea trabajos para otras compañías como Ibérica de Danza y Ángel Rojas, ha resaltado que Vengo está teniendo "muy buena aceptación porque conecta con las emociones ya que hay algo, tal vez en la percusión, en la rítmica que genera una vitalidad y una energía muy potente, a la que creo que es muy difícil ignorar".

En su opinión, es "absolutamente necesario" hacer una reelectura de nuestras raíces y señas de identidad. "Es muy importante poner en valor las cosas propias que son únicas y genuinas y éste es el caso de nuestra danza española ya que el flamenco, la danza estilizada, la escuela bolera y el folclore español son manifestaciones artísticas que se han gestado en nuestro país y son únicas en todo el mundo".

VALORACIÓN

En este sentido, la madrileña ha puesto de manifiesto a EFE que "no puede ser que se valore más nuestra danza fuera de nuestras fronteras que dentro de ellas, me parece muy triste que pase eso y aunque es cierto que el flamenco tiene cada vez más aceptación y más interés es triste que este hecho se haya dado porque muchos artistas se han tenido que ir fuera, ser reconocidos allí y volver con ese reconocimiento".

"Poco a poco el flamenco se ha extendido por todo el mundo, se ha universalizado y ha roto muchas fronteras, tanto físicas como conceptuales, y ahora el flamenco admite una visión más contemporánea, aunque ocurre bastante menos con las otras vertientes de la danza española. El espectáculo Vengo es un torrente de energía y de emoción", ha reflexionado.

No obstante, Sara Cano ha incidido en la dificultad de sacar adelante espectáculos de este tipo. "Es complicado artísticamente y, sobre todo, a nivel de producción y logística, teniendo en cuenta que mi compañía venía de hacer solos, con espectáculos de pequeño formato, con un equipo muy reducido y en el que yo personalmente me dedicaba a cubrir todos los aspectos, de ahí la gran complicación en poder hacer posible un espectáculo grande con una infraestructura de compañía muy pequeña".

COMPAÑÍAS

La artista ha resaltado también la complicación de poder sobrevivir una compañía. "Con los tiempos que corren creo que puedo considerarme afortunada porque siempre va saliendo trabajo pero es cierto que me gustaría poder tener más porque todo el colectivo de la danza estamos acostumbrados a vivir y a seguir hacia adelante a pesar de las dificultades y de ser un sector que lleva décadas en crisis".

Por ello, ha estimado que la situación actual "no es diferente de otras ya pasadas en el sentido de la precariedad generalizada, la falta de trabajo, de programación, de generación de nuevos públicos y de apoyos. Es una realidad que las compañías sobreviven a base de trabajo y tesón pero, sobre todo, a base de amar mucho a nuestra profesión y a estar dispuestos a autoexplotarnos con tal de sacar el trabajo adelante".

Actualmente, Sara Cano está inmersa en un proyecto en Estados Unidos "ya que he sido invitada por la Universidad de Nuevo México a impartir una serie de clases y talleres a los alumnos estudiantes de flamenco y está siendo una experiencia muy gratificante y muy enriquecedora porque es maravilloso ver cómo la danza en otros países sí forma parte del ámbito universitario".

Y finalmente, ha añadido que ya está pensando en "próximos proyectos, otra cosa es ver cuando los llevaré a cabo y de qué manera lo haré".

0
0
0
s2sdefault
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Domingo 25 de Septiembre del 2022

Publicidad

POLICIA LOCALVIGILANCIA ADUANERA