¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Contacto

Contactos:

"La Verdad de Ceuta" es un diario digital independiente, objetivo, plural y abierto para que el pueblo de Ceuta pueda expresar libremente lo que desee.

Fundado el 7 de Junio de  2.011

Dirección postal:

Balcón de La Dorada, 33
Poblado Marinero
51001 Ceuta (España)

Teléfonos:

Telf: (+34) 956 525607
Fax: (+34) 956 513221

Horario: De 09,30 a 13,30 y de 16,30 a 20,30 horas

Información:

Identidad

LA VERDAD DE CEUTA es un diario digital español, sobre todo de ámbito local, que nace el día 07 de junio de 2.011.
Es un medio independiente, objetivo, plural y abierto. Que no pertenece a ningún grupo político o mediático y que se fundamenta en la pluralidad de ideas y opiniones, y en la apertura a la participación ciudadana.

Compromiso

LA VERDAD DE CEUTA cree firmemente en la libertad de expresión y en el derecho a la información como principios fundamentales de la democracia.

Contactos electrónicos:

direccion@laverdaddeceuta.com

Notas de prensa.

Las cartas al director deben estar firmadas con nombre, apellidos y D.N.I., disponer de una redacción y ortografía correctas.

local@laverdaddeceuta.com

Utilice esta dirección para remitirnos sus comentarios sobre la actualidad política y social en la ciudad, en su barriada, etc.

deportes@laverdaddeceuta.com

publicidad@laverdaddeceuta.com

Para temas relacionados con el Departamento de Publicidad (insertar anuncios, etc.) de este diario digital, envíenos sus datos y el personal encargado del mismo se pondrá en contacto usted a la mayor brevedad posible.

Sistema de envíos para cartas al director, notas de prensa, actualidad local, deportes, publicidad, etc.

Para las cartas al director es necesario anotar el D.N.I.
 
 
POLÍTICA DE COOKIES:
 

Esta página web, al igual que la mayoría de páginas web, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a direccion@laverdaddeceuta.com

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

¿Por qué son importantes?

Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

¿Cómo utilizamos las cookies?

Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:

Cookies de mejora del rendimiento

Este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.

Cookies de análisis estadístico

Son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.

Cookies de geolocalización

Estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.

Cookies de registro

Cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal.
Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo.
Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.

Cookies publicitarias

Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

Otras cookies de terceros

En algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.
A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome

Mozilla Firefox

Internet Explorer

Safari

Safari para IOS (iPhone, iPad)

Cookies Flash

Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros.

Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en direccion@laverdaddeceuta.com

Cartas al Director
Typography
0
0
0
s2smodern

Hablar de investigación en Enfermería es hablar de futuro, aunque lo importante, no es solo cómo hemos llegado hasta aquí, sino hacia dónde nos dirigimos.

La participación de las enfermeras en la investigación se remonta desde Florence Nightingale, pero no es hasta la década de los años 70 cuando hubo un importante aumento de trabajos publicados. Hoy día podemos decir que no hay investigación si no existe un desarrollo de la enfermería basada en la evidencia, como elemento de avance en el conocimiento enfermero y en la mejora de la práctica profesional.

Pero cuando hablamos de investigación enfermera, hay una pregunta clave que nos debemos hacer: ¿qué apoyo tenemos los profesionales de la enferme- ría por parte de nuestros gestores sanitarios a la hora de promover la investigación enfermera en la práctica asistencial? La tendencia actual es no aceptar la investigación en la práctica diaria de los profesionales. Esta idea sigue siendo mantenida porque hasta ahora hemos entendido que la razón de ser de la enferme- ría viene a partir sólo de la actividad asistencial.

Sin embargo, el futuro de la enfermería pasa por definir conceptos como la continuidad de la atención, participación, empoderamiento, cuidados integrales..., los cuales tienen cabida en un entorno de continuo cambio y evolución. Aunque, para que esto se plasme en una realidad, la enfermería debe demandar profesionales bien formados, y una formación continuada como herramienta necesaria. Además de unos sistemas que faciliten la búsqueda de preguntas y den respuestas a las cuestiones planteadas por la Enfermería.

Es un hecho demostrado que cuando los enfermeros realizan investigación, la disciplina gana en calidad de la atención y seguridad para el paciente.

La evidencia científica aplicada en la labor asistencial, ayudaría a las enfermeras a ser más eficientes.

Para conseguir esto, la enfermería debe evidenciar que la investigación no es un obstáculo en la labor asistencial diaria, que se debe incorporar la evidencia científica a la práctica diaria, trabajar con otros profesionales sanitarios y gestores con el n de aportar calidad a la asistencia sanitaria. Estas acciones serán vitales para poder atender las necesidades en materia de salud en consonancia con las demandas sociales y culturales de la sociedad actual.

¿Cómo podemos llevar a cabo todo esto?

El desarrollo de la investigación en la práctica diaria, ha de iniciarse desde los propios enfermeros, tomando conciencia de sus necesidades, siempre centradas en el paciente. Sólo así podremos demandar de nuestras instituciones el apoyo necesario para su implementación.

Avanzar en calidad debe estar en consonancia con la evolución de nuestra sociedad pues forma parte del compromiso que debemos adquirir para con nuestros pacientes, y lo haremos gracias a que, hoy en día, disponemos de herramientas como el avance de la enfermería en las nuevas tecnologías y la enfermería basada en la evidencia, instrumentos que nos van a facilitar nuestra tarea investigadora.

En el contexto del proceso de reforma sanitaria, la profesión de enfermería se encuentra en un momento histórico y al mismo tiempo crucial que le obliga a generar conocimientos propios que sustenten y den valor a la responsabilidad asignada de “la gestión del cuidado de enfermería”.

Asimismo, la enfermera como única responsable de la gestión de los cuidados, debe tener los va- lores, actitudes y conocimientos que favorezcan la detección de necesidades y dar respuestas a ellas desde una perspectiva científica basada en la mejor evidencia posible.

Y en relación con los gestores cabe hacer- nos una pregunta, ¿es beneficioso para ellos que las enfermeras investiguen?

Hasta hace poco tiempo la actividad enfermera era valorada por la cantidad de actividades que era capaz de realizar, más que por la calidad de sus cui- dados; las organizaciones eran valoradas por ofrecer el mayor número de servicios, las intervenciones enfermeras se hacían de forma rutinaria y porque “siempre se habían hecho así” (afirmación muy cotidiana dentro de nuestra práctica enfermera), sin tener en cuenta que muchas veces, más no significaba mejor. Pero esta situación está cambiando, porque la sociedad está en continuo cambio. Hasta ahora hemos vivido en una sanidad paternalista y autoritaria, donde el paciente era básicamente informado y no se le daba la oportunidad de opinar, participar e incluso decidir sobre su salud, pero en la actualidad estamos pasando a una sociedad más implicada en su salud y por supuesto más participativa, donde los pacientes están mejor informados de sus problemas y de sus posibles tratamientos, alternativas o soluciones.

Debido a esta situación que estamos experimentando, son los propios pacientes los que nos demandan mayor calidad en los cuidados profesionales. Cada vez más, los pacientes son partícipes de sus problemas, están mejor informados y exigen una atención rápida, e caz y de calidad, es por todo esto que la enfermera como prestadora de cuida- dos debe buscar la mayor calidad asistencial posible para sus pacientes, ya que el cuidado efectivo es el que aporta solución a los problemas del paciente o de la comunidad, el que se adapta a cada caso en particular, el que busca una continuidad en los cuidados y sobre todo el que abarca el problema de forma integral.

Ante esta nueva demanda de cuidados, las enfermeras deben preguntarse en su práctica habitual si los cuidados que están prestando son los indicados, si realmente están mejorando el problema que presenta el paciente y si estos cuidados pueden ser mejorados, para poder dar respuesta a estas preguntas la enfermera ha de utilizar una herramienta adecua- da, y esa es la investigación. Las mejores preguntas son las que surgen dentro de la práctica diaria de las enfermeras, las que ven, tratan y valoran los problemas que se presentan en el paciente, esas han de ser las preguntas que nos hagan avanzar hacia la excelencia de nuestro trabajo.

Pero para poder introducir la investigación dentro de las actividades de las enfermeras clínicas los gestores deben de apoyar dicha tarea, proporcionándoles el marco adecuado para poder desarrollar la investigación de manera satisfactoria.

Los elementos fundamentales para desarrollar la actividad investigadora dentro de cualquier organización sanitaria, pasa por una:

  • Formación de los profesionales: esta formación es la base de toda práctica basada en la calidad, contar con un equipo profesional bien formado, hará que estos profesionales trabajarán con mayor seguridad y calidad, prestando así la mejor garantía para la sociedad. 

  • Gestores que faciliten la investigación enfermera: son ellos los que deben proporcionar los medios a las enfermeras para que puedan desarrollar su labor investigadora. El gestor enfermero, especialmente el supervisor/a, debe transmitir a los profesionales que la investigación forma parte de nuestra práctica habitual, y que todo profesional es apto para investigar para que los cuidados puedan ser mejorados.

 

El progreso de los profesionales es sinónimo de calidad en la asistencia, y estos deben de percibir que los gestores enfermeros promueven medidas facilitadoras, lo cual se verá revertido en cambios positivos en la práctica asistencial. Y para conseguir esto, los profesionales de enfermería debemos estar en continua formación, especialmente mediante la investigación y la docencia.

Hablar de investigación, es dar respuesta a to- das esas preguntas que nos hacemos en nuestra práctica habitual. Es por esto que los gestores de- ben facilitar a los profesionales la escucha activa, la participación, el reconocimiento de los trabajos realizados, y prácticas encaminadas a proporcionar la mejor evidencia científica a los cuidados enferme- ros, permitiéndonos realizar prácticas cada vez más seguras y más eficientes. 


-------------

Sergio Toribio, enfermero del Hospital Universitario y secretario de la Comisión Clínica de Investigación y Formación Continuada.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio
Ceuta, Jueves 23 de Noviembre del 2017

Publicidad

casa sanchez

Centro Global 2