Abdelatif Hwidar, ha participado en series como "El Príncipe". LVC
Entrevistas
Typography
0
0
0
s2smodern

El director de cine y actor Abdelatif Hwidar, ganador de un Goya en 2008 al mejor cortometraje de ficción, ha asegurado hoy que España "está capacitada" para ser una "potencia exportadora" en el mercado audiovisual y ha augurado buenas perspectivas para este género, sobre todo en el mercado latinoamericano.

“Creo en Ceuta porque a pesar de todos los retos brutales que ha tenido esta ciudad se sigue poniendo en pié y mirando hacia adelante, por lo que no hay que dejarse llevar por el aire de levante. Ser ceutí es ser un superviviente casi por ADN”, ha comentado.

En una entrevista con EFE en Ceuta, donde se encuentra unos días tras representar la obra de teatro "Tierra del fuego", Abdelatif Hwidar ha dicho que tiene "la esperanza de que este año se reactiven cosas porque han aparecido nuevas plataformas que están abriendo el espectro y porque en España se empieza a entender que tenemos un mercado de más de 500 millones de personas".

En este sentido, ha concretado que "América Latina es un sitio donde nunca habíamos mirado ni nos habíamos atrevido a exportar y ahora lo estamos haciendo. España es un país de mezcla y tiene una gran riqueza".

Natural de Ceuta (1971) pero afincado desde hace muchos años en Valencia, ha esperado que espera que esta exportación "repercuta en el panorama porque hay muchos actores y muy buenos en este país. Hay actores negros españoles, un árabe con acento o sin él .... Francia tiene una cantera a la que le lleva sacando partido veinte años y ahora nos toca a nosotros".Abdelatif  Hwidar Actor ceuti aa 5 05 17

Abdelatif Hwidar, ganador de un Goya en 2008 al mejor cortometraje de ficción por "Salvador (Historia de un milagro cotidiano)", y que como actor ha participado en series como "El Príncipe", ha comentado que falta que el Gobierno ponga su grano de arena.

"En vez de políticas que pongan trabas que ayuden, no podemos ser el país que menos ayudas recibe y el que más impuestos pagan. Por cada euro que se invierte en cine te lo multiplica por dos, es una inversión. La gente se arruina para hacer una película pero en todos los grandes festivales siempre hay una película española, a pesar de los pocos apoyos".

En su opinión, el éxito de un proyecto está "en el poder transformador sobre la gente ya que el arte debe tener cierta capacidad transformadora, no convertirte en otra persona sino que si alguien tiene muy claras determinadas cosas de pronto las rompes y ves nuevas cosas".

Abdelatif Hwidar está de gira con la obra "Tierra del fuego" que supone un tubo de ensayo con el conflicto Israel-Palestina de trasfondo. "Estamos abrumados por la aceptación porque es una obra que va sobre traumas del terrorismo pero el público está siendo de lo más receptivo".

En este sentido, ha puesto un ejemplo: "al término de la representación solemos hacer un coloquio al que se suele quedar el 30 o el 40 por ciento del aforo pero en el País Vasco no se movió nadie, lo cual fue conmovedor porque era como vivir la obra".

Tras lograr el "Premio Ondas 2011" con la mejor miniserie por "11-M", el actor empieza ahora una serie en Movistar llamada "La zona", "cuyo proyecto tiene muy buena pinta" así como acaba de terminar una película con Ramón Salazar llamada "La enfermedad de los domingos. También he realizado una prueba para la próxima película de Brian de Palma".

Ser musulmán, en su opinión, no es ni obstáculo ni beneficio. "En algunas cosas es un inconveniente y en otras una ventaja pero ahora me han propuesto hacer de comisario de policía y no es árabe ... cuando te conocen van llegando las oportunidades pero es cuestión de sembrar".

Profesionalmente, Abdelatif Hwidar reconoce estar en uno de sus mejores momentos. "Nunca había vivido la trastada de tener dos proyectos interesantes y tener que renunciar a uno de ellos, es decir, últimamente me han llegado proyectos en las mismas fechas, algo bonito y ojalá sea mi problema para el resto de mi vida".

Por ello ha reconocido a Efe que "he pasado un par de semanas como movido de sitio ya que a veces coges proyectos para subsistir porque vivo en una profesión donde sólo uno de cada cuatro actores trabaja, un porcentaje que no se dá ni en la construcción", ha comentado.

"El público genera como una especie de reciprocidad ya que un público frío te deja frío pero el que reacciona a cada cosa que haces te retroalimenta", ha afirmado.

A pesar de ser de Ceuta, el sábado fue la primera vez que se subía a las tablas del Teatro del Revellín para actuar ante sus paisanos. "Muy satisfecho porque tengo la sensación de estreno, es decir, hacerlo en tu casa es especial, además en una ciudad donde la obra la han visto juntos musulmanes, cristianos y judíos, lo cual es un aliciente".

"En este ocasión no he venido a recibir -en relación al Premio de las Artes y la Cultura que se le concedió- sino a ofrecer y eso es muy especial porque tenía un miedo ya que me veían mis hermanos y mis amigos, era un público distinto, y durante 75 minutos se olvidaron de quién era yo", ha añadido.

0
0
0
s2smodern
Joomla SEF URLs by Artio